El PAN remonta escenarios adversos: Óscar Vega Marín

El hecho que las encuestas coloquen arriba a Morena no quiere decir que ya ganó la elección, plantea el candidato a la gubernatura de Baja California, Óscar Vega.

0
547

DIIEGO BADILLO/EL ECONOMISTA/23 marzo 2019/

Si bien Morena ganó en Baja California todos los puestos de elección popular disputados en los comicios del 1 de julio del 2018, eso no quiere decir que va a ganar la gubernatura del estado y los demás puestos que estarán en juego este año, planteó el candidato del PAN al gobierno de esa entidad, Óscar Vega Marín.Resultado de imagen para OSCAR VEGA MARIN

En el 2018, en Baja California, Morena y sus aliados obtuvieron 63.1% de los votos de la elección presidencial, mientras que el PAN y sus aliados 19.33%; en la elección de senador Morena y sus aliados tuvieron 57.3% de los votos, mientras que el PAN y sus compañeros de fórmula, 23.6%, y de las elecciones de diputados Morena ganó en los ocho distritos electorales.

En entrevista, el abanderado del blanquiazul destacó que cada elección es distinta. Recordó que en el 2012, el Partido Acción Nacional resultó en tercer lugar en las elecciones intermedias, pero un año después ganó la gubernatura con el ahora gobernador Francisco Vega de Lamadrid.

En Baja California cada elección es distinta, en cada elección los ciudadanos valoran las opciones que tienen y las tendencias de elecciones anteriores no necesariamente definen el futuro.

Dijo que serán los bajacalifornianos quienes decidan quién ganará la elección. “Nosotros estamos trabajando para ello (…) me parece que es un tema viable (ganar) sin duda”.

Para el abanderado, si bien hay encuestas que los colocan en una situación de desventaja en la intención del voto frente a Morena hay que tomar en cuenta que todavía no inicia la campaña y que esos ejercicios sólo han medido al partido sin candidato, lo cual, en términos de la competencia electoral es muy importante.

Sobre la intención del virtual candidato de Morena a la gubernatura, Jaime Bonilla, de ampliar a cinco años el periodo que durará el próximo gobernador en el cargo, dijo que es una total falta de respeto a las instituciones y al Estado de Derecho. “Se ha buscado violentar el marco legal; se ha buscado dar la imagen de que por la expectativa de triunfo se puede pasar por encima de las instituciones. Es un tema que distrae simplemente, pues no hay viabilidad para ese tema”.

El propio presidente nacional del PAN, Marko Cortés, señaló a Jaime Bonilla como el militante del partido Republicano de Estados Unidos que apoyó la campaña de Donald Trump y que corrompió al Tribunal Electoral de Baja California y presionó a los diputados locales para que aprobaran ilegalmente una reforma electoral a la mitad del proceso.

Concretamente el candidato de Morena propuso que el Congreso cambie el periodo de duración del siguiente periodo de la gubernatura de dos a cinco años.

Luego, el Tribunal de Justicia Electoral de Baja California resolvió ampliar a cinco años el periodo de la gubernatura.

Para el PAN eso es ilegal porque que el plazo para hacer reformas de ese tipo venció hace un año, además de que genera incertidumbre.

Por su parte el presidente del PAN en Baja California, José Luis Ovando Patrón, dijo que hace cinco años todas las fuerzas políticas en el estado acordaron que la elección de gobernador fuera en la misma fecha de las elecciones intermedias federales para ahorrar recursos, pero el candidato de Morena pretende modificar la constitución porque como se sienten ganadores pretenden que el periodo de gobierno sea de dos años más.

El líder partidista aseguró que en el último mes y medio Morena perdió cerca de 30 puntos de intención del voto, debido a que traen un verdadero desastre producto de división interna en el proceso de selección de sus candidatos a diversos puestos.

Aseguró que en Baja California ya no hay luna de miel entre la ciudadanía y Morena y es posible mantener la gubernatura.