Badiraguato, ‘cuna’ de “el Chapo’ Guzmán, ningún presidente de la República lo había visitado en 40 años

0
929

BADIRAGUATO, SINALOA,16 FEBRERO 2019/

Andrés Manuel López Obrador se convirtió este viernes en el primer mandatario mexicano en décadas en visitar Badiraguato, cuna de poderosos capos del narcotráfico como Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, buscando convencer a los jóvenes de la zona de no dejarse seducir por el crimen organizado.Se prevé que el presidente anuncie la creación de una universidad pública en la ciudad

Rodeado por las montañas de la Sierra Madre Occidental y bajo un fuerte operativo de seguridad, el mandatario lanzará un plan de rescate para el olvidado municipio que incluye la construcción de una carretera interestatal, una universidad pública y la aplicación de un programa de siembra de árboles.

“Hasta ahora, nunca había visto que viniera un presidente para acá”, dijo Javier de la Rocha, un agricultor de 41 años, en la entrada del municipio de Badiraguato, dedicado principalmente a la agricultura y la ganadería y asolado, por años, por la violencia de los cárteles de la droga.

“Con la universidad, la familia ya no va a tener que viajar para estudiar en otra parte”, explicó el campesino, apoyándose sobre su pala, frente a un enorme cartel que daba la bienvenida al pueblo a López Obrador.

El martes, una corte de Nueva York declaró culpable a Guzmán de 10 cargos, por los que podría enfrentar cadena perpetua.

Al día siguiente, López Obrador declaró, en su conferencia matutina, que la sentencia ojalá sirva como “enseñanza” para quienes quieren causar daño y solo buscan lo material, al tiempo que pidió que la comunidad sinaloense no fuera estigmatizada por los crímenes del ‘Chapo’.

“Me gustaría que quienes toman estos caminos recapaciten”, sostuvo.

Otros pobladores entrevistados por Reuters comentaron estar prestos a trabajar en la construcción de vías o de la futura universidad, con tal de tener trabajo.

Badiraguato, fundado hace más de 100 años, es uno de los municipios más pobres del país y cobró notoriedad unas décadas atrás porque allí nacieron muchos de los principales narcos mexicanos, como Rafael Caro Quintero y Ernesto Fonseca Carrillo, conocido como ‘Don Neto’, además del ‘Chapo’.

Ante el olvido estatal, los capos construyeron caminos, asfaltaron vías y levantaron edificios, según recuerdan los pobladores de la zona, donde siete de cada 10 de los 32 mil habitantes vive en la pobreza.

Por ello, muchos consideran emblemática la visita de López Obrador apenas tres días después de que ‘El Chapo’ fuera hallado culpable.

En la zona aún son comunes graffitis con la cara del ‘Chapo’ y el número “701”, en referencia al lugar que ocupó el capo en la lista de millonarios de la revista Forbes en 2009.

“El señor Guzmán ayudó mucho al pueblo. Ahora que no está, esperemos que el Estado responda”, dijo José Carrillo, un jornalero de 61 años mientras comía en la pollera ‘El Chapo’.