Nacional

MUERE EN ACCIDENTE LA ACTRIZ DE EE.UU. ANNE HECHE

Anne Heche, la reconocida actriz norteamericana murió hoy a los 53 años como consecuencia de las graves heridas que sufrió cuando el vehículo que conducía se incendió, luego de chocar contra una vivienda en Los Ángeles, según confirmó The Guardian.

En los próximos días seguramente las hipótesis de los medios sobre el trágico desenlace hablarán más de la tumultuosa vida pública de Heche, nacida en 1969, que de su larga carrera en cine y TV llena de personajes intensos y fascinantes a los que la actriz solía dotar de matices y sensibilidad. Unos papeles que, como ella misma era la primera en admitir, la ayudaban a sanar de sus muchos traumas del pasado. Esos que en varias etapas de su carrera resultaron inseparables de los que padecían los personajes que interpretó

Ese reconocimiento la colocó en el radar de Hollywood, en donde comenzó a trabajar en pequeños papeles de actriz invitada en series y telefilms y algunas participaciones secundarias en películas de mediano éxito como Eligiendo mamá, protagonizada por Melanie Griffith y La jurado, con Demi Moore. Finalmente, en 1997 su suerte empezó a cambiar cuando consiguió el papel de la esposa de Johnny Depp en el film Donnie Brasco, protagonizado por Depp y Al Pacino. Aunque se trataba de una participación menor, las críticas que destacaban su buena labor en escena elevaron el perfil de la actriz que casi de la noche a la mañana se transformó en la favorita de Hollywood.

Ese año, 1997, Heche no paró de trabajar y de ampliar su registro interpretativo. De la película de mafiosos a un tanque de cine catástrofe como Volcano, coprotagonizado por Tommy Lee Jones hasta la comedia negra Mentiras que matan, la actriz mostraba una versatilidad y un carisma que parecían anticipar una carrera tan prolífica como extensa. Sin embargo, cuando la actriz apareció en la alfombra roja de la premier mundial de Volcano junto a su nueva pareja, la comediante Ellen DeGeneres, su vida profesional tomó un rumbo inesperado.

Según contó la actriz el año pasado en una entrevista con el diario The New York Post, su decisión de invitar al evento a DeGeneres, a quién había conocido meses antes en la fiesta que organiza la revista Vanity Fair la noche de los premios Oscar, la convirtió en una víctima inmediata de la furiosa homofobia enquistada en los medios y en los estudios de cine . “No me contrataron en una película de estudio por los siguientes diez años. De hecho, me anularon un contrato de diez millones de dólares para un futuro film y hasta intentaron despedirme de la comedia romántica Seis días, siete noches. que estaba a punto de comenzar a filmar con Harrison Ford. Si no lo hicieron fue porque Harrison se puso de mi lado y me defendió”, explicó Heche en 2021 al recordar aquellos años y su lugar como “la primera víctima de la cultura de la cancelación”.

Más allá de la intervención de Ford en su favor, lo cierto es que la desmedida atención puesta en su relación con DeGeneres terminó por convertir a la actriz en el chivo expiatorio del fracaso de taquilla de la película, una mentira que pareció confirmar luego el tropiezo en la taquilla de su siguiente película: la remake/recreación de Psicosis dirigida por Gus Van Sant. En aquel tiempo, muchos preferían cargar las tintas sobre Heche antes que admitir los varios problemas de guion y producción de ambos proyectos. Esos fracasos terminaron por otorgarle a los estudios la mejor excusa para, según recordaba ella hace pocos años, ponerla en una lista negra muy difícil de dejar atrás.

En los años siguientes, con los grandes estudios dándole la espalda, Heche regresó a la televisión con papeles destacados en series como Ally McBeal y Nip/Tuck, proyectos de alto perfil en los que pudo volver a demostrar su talento a pesar de la morbosa fascinación que parecía ejercer su vida personal en el público. Los comentarios que ponían en duda la sinceridad de su romance con DeGeneres, la cobertura que hicieron los medios de su ruptura y la crisis de salud mental que sufrió la actriz después de ella, hicieron de Heche un blanco fácil y objeto de burla tanto para las publicaciones de chismes como para los comediantes y los conductores más populares de programas de entrevistas de la TV.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

Comments are closed.