CÓMO TRABAJARÁN AHORA LOS FREELANCERS EN SAN DIEGO. Para evitar contagiarse del COVID 19

0
138

Las empresas de todo el país están implementando planes para volver a trabajar de forma segura tras el cierre del coronavirus. Los freelancers o trabajadores autónomos pueden querer seguir el ejemplo.Cómo medir los riesgos de contraer el coronavirus? - San Diego ...

Ya sea que se trate de limpiar las superficies públicas, abastecerse de equipo de protección o modernizar su espacio de trabajo, si quieres trabajar con seguridad, tendrás que tomar precauciones.

“Las actividades mundanas tienen un perfil de riesgo-recompensa que nunca antes habíamos tenido”, dice Daniel Richards, director ejecutivo de Global Rescue, una empresa de gestión y respuesta a crisis. “Pero hay formas de minimizar los riesgos”.

Mientras la nación se prepara para volver a alguna versión de la normalidad, las empresas están creando nuevos procedimientos para mantener tanto al personal como a los clientes seguros. Por ejemplo, Marriott está usando pulverizadores electrostáticos para desinfectar alfombras y cortinas y está renovando los vestíbulos para facilitar el distanciamiento social. Wonderschool está recomendando que todas sus guarderías implementen nuevas reglas de esterilización y enfermedad, incluyendo chequeos diarios de fiebre para el personal y los niños.

Además de la esterilización, el popular Paradise Cove Beach Cafe en Malibú está cambiando los protocolos de asientos. El restaurante dejará algunos puestos vacíos para mantener a los comensales a una distancia segura entre sí.

¿Qué deberían hacer los freelancers?

Algunos freelancers – asistentes virtualesjurados simulados y tutores en línea, por ejemplo – tienen poco riesgo de infección para ellos mismos o para sus clientes. Para ellos, es básicamente el negocio como de costumbre.

Pero los choferescocinerosarrendatarios de casaspaseadores de perrosestilistas y los servicios de mudanza no pueden evitar el contacto con el público en general. Naturalmente, eso aumenta la posibilidad de estar expuesto, lo que requiere nuevos procedimientos de seguridad para ellos y sus clientes.

Otros tipos de trabajos independientes también pueden ponerlos en contacto con personas o cosas que podrían ser portadoras de gérmenes. Sin embargo, casi todos los trabajos pueden hacerse más seguros siguiendo los protocolos recomendados en estos campos.

Choferes de plataforma

Los conductores de UberLyft y Via pueden exigir a todos los pasajeros que usen cubrebocas y se sometan a exámenes de temperatura antes de subir al auto. Esto puede requerir tener disponibles cubrebocas para los pasajeros que no las tengan, así como un termómetro sin contacto. Los conductores también podrían usar cubrebocas y guantes para asegurarse de que no entren en contacto con superficies infectadas.

En tiempos normales, los termómetros sin contacto cuestan entre 30 y 50 dólares. Hoy en día, se venden por cerca de 100 dólares. Los cubrebocas de papel y los guantes de plástico cuestan menos de un dólar cada uno.

Si deseas invertir en medidas de protección más costosas, como poner una barrera entre las áreas del conductor y el pasajero del automóvil, probablemente dependerá de la frecuencia con que utilices tu vehículo para trabajar. Si este es tu trabajo de tiempo completo, equipar tu auto como un taxi podría valer la pena. Sin embargo, cuanto más uses tu auto por razones personales, menos sentido tiene.

Además, los procedimientos de limpieza posteriores al turno pueden necesitar una actualización. Aspirar los asientos no los libera de los gérmenes. El agua y el jabón sí, pero también podría arruinar los asientos. Richards recomienda una varilla o luz ultravioleta para desinfectar las superficies que no pueden ser limpiadas con agua o Lysol. La luz ultravioleta mata la mayoría de los virus en cuestión de minutos. Sin embargo, es peligrosa para los ojos y la piel. Asegúrese de usar estas herramientas con precaución.

Cocineros

Sitios como Cozymeal y Eatwith permiten a los cocineros ofrecer clases y comidas en casa para grupos, lo que podrá volver a ser posible a medida que los estados y condados relajen sus restricciones. Sin embargo, al igual que los restaurantes, los cocineros en casa podrían querer poner más espacio entre los asientos e imponer límites más estrictos al número de invitados que pueden acomodar.

Como es imposible usar un cubrebocas mientras se come, los cocineros podrían querer examinar la salud de sus invitados. Sin embargo, para prohibirle la entrada a alguien con síntomas de resfriado o gripe, debes ajustar tus políticas de cancelación.

Los sitios suelen cobrar tarifas de cancelación en nombre de los cocineros para evitar que pierdan su tiempo y suministros en las ausencias. Pero los sitios generalmente permiten que el cocinero decida cuán estrictas son esas reglas. En un ambiente donde no se toleran invitados enfermos, puede ser necesario permitir cancelaciones de último minuto.

La esterilización del espacio, desde las superficies de cocina hasta los pisos, nunca ha sido más importante. Toma en cuenta que una de las principales formas en que el coronavirus puede propagarse es en las suelas de los zapatos, dice Richards.

No es irrazonable pedirle a los invitados que dejen el calzado en la puerta. Además, planea limpiar con agua y jabón después de cada evento.

Anfitriones de casas de alquiler

Los anfitriones con propiedades que figuran en sitios de alquiler como AirbnbPeerspace y Giggster tal vez deseen añadir una cuota de limpieza para pagar la limpieza profunda de sus residencias antes y después del alquiler.

Dado que esto podría ser costoso y llevar mucho tiempo, podría ser aconsejable ajustar el listado de Airbnb para que requiera una estancia mínima (Peerspace y Giggster alquilan casas por hora para eventos, normalmente costando muchas veces más por día que Airbnb).

Si solo rentas una parte de tu espacio, o planeas estar en el lugar cuando lo rentes, considera imponer protocolos de distanciamiento social y de salud a los invitados – al menos con respecto a su contacto contigo.

Estilistas y servicios de mudanza

Peluqueros, manicuristas, cosmetólogos y los que ofrecen servicios de mudanza tienen problemas similares. La naturaleza del trabajo significa que deben tocar a otras personas o las cosas de otras personas. Para evitar contraer el virus de esas personas o sus posesiones, deben usar un cubrebocas y guantes. Y podrían pedirle a sus clientes que hagan lo mismo.

Además de lavarse las manos frecuentemente, debes saber que tu propia ropa puede contener rastros del virus cuando vayas a casa. Colocar una cesta de ropa y una muda de ropa en el garaje puede permitirte mantener esos gérmenes fuera de tu espacio vital. Además, deja tus zapatos en la puerta.

Por supuesto, es imposible eliminar todo el riesgo. Pero a medida que se conoce más sobre este virus, se hace más fácil reducir el riesgo a un nivel en el que al menos pueda sentirse seguro para trabajar.

Kathy Kristof es la editora de SideHusl.com, un sitio web independiente que revisa las oportunidades de ganar dinero en el mundo de los freelancers.