CIUDAD DE MÉXICO/JUNIO 2019/EL FINANCIERO

El presidente Andrés Manuel López Obrador pide a diario exhibir a los corruptos, situación que en el IMSS le tomaron la palabra, pero poco se ha hecho para enfrentar las irregularidades.

Zoé Robledo tendrá que estar alerta y poner atención a las delegaciones de Tamaulipas, Veracruz Norte y Guanajuato, donde hay indicios de fraudes en las compras de tóners y consumibles.

En la delegación estatal de Tamaulipas, dirigida por Fernando López, se compraron equipos de impresión nuevos, pero Toners y Tinta Express del Norte los entregó usados.

En este caso también se investigó a la marca Lexmark International de México, de Issac Bessudo, por presunto contubernio.

En la delegación Veracruz Norte, a cargo de Candelario Pérez, hubo proveedores que exhibieron información técnica falsa sobre los bienes a ofertar para simular que cumplieron con los requerimientos.

En esta farsa, en el IMSS se señaló a la empresa AP Química Industrial y, de nueva cuenta, se habla de la participación de Lexmark.

La lista de irregularidades continúa en la delegación Guanajuato, que lleva Jorge Manuel Sánchez, donde Sacomer Internacional, pese a ofertar con sobreprecios, ganó la licitación 2019.

Se señala un proceso amañado desde la Coordinación de Informática, que dirige Rafael Guardado, que en 2018 fue señalado por beneficiar, otra vez, a Lexmark.

Estamos ante una cadena de irregularidades en las compras de consumibles de equipo de cómputo que podría convertirse en el modus operandi de otras delegaciones.

Tan solo las licitaciones de Guanajuato y Tamaulipas propiciaron contratos por 30 millones 160 mil pesos, un atentado a las maltrechas finanzas del Seguro Social.

La dependencia va a ser blanco de investigaciones de la Secretaría de la Función Pública, de Irma Eréndira Sandoval, y de la Auditoría Superior de la Federación, de David Colmenares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here