LLEGAN 357 CENTROAMERICANOS MIGRANTES.Estados Unidos Refuerza Vigilancia en Playas

0
640

Antonio Heras/LINDERO NORTE/

TIJUANA,BAJA CALIFORNIA13 noviembre 2018/ En nueve camiones, un contingente de 357 centroamericanos integrantes de la Caravana del Migrante llegó a Mexicali durante la madrugada de este martes para dirigirse a Tijuana donde llegaron al filo de las 9.a.m. y se dirigieron a Playas de Tijuana,  en donde el gobierno de Estados Unidos refuerza vigilancia.Refuerzan cerco de metal en Playas de Tijuana, frente a grupo de migrantes

En la estación del tren en la capital de Baja California el grupo integrado por niños, mujeres, hombres y adultos mayores subieron a camiones suburbanos para trasladarse por 160 kilómetros al poniente hasta la zona centro de Tijuana donde acudieron al Desayunador del Padre Chava para tomar alimentos de manera gratuita.

Omar Murillo, de 37 años de edad, es originario del puerto de San Lorenzo, una comunidad de Honduras en la frontera con Nicaragua, advirtió que el salario “es poco, no se ajusta, solo alcanza para alimentos no para ropa, escuelas ni medicinas”.Resultado de imagen para refuerzan vigilancia en Playas de Tijuana, tras llegada de migrantes

Luego de señalar que dejó en su poblado a sus dos hijos y esposa, confió en que el gobierno de Donald Trump les de refugio o, en su caso, que les permitan pasar para solicitar asilo en Canadá, donde solicitan su mano de obra.

Viviana es oriunda de San Pedro Sula, en Honduras, asegura que en su país hay “mucha delincuencia y no hay trabajo”. Laboraba en un salón de belleza pero su salario no le alcanzaba para sus necesidades básicas ya que “la vida es muy cara” porque ganaba a la semana mil 500 lempiras que equivale a 84 centavos de un peso y se paga 800 de luz y mil de agua.

A sus 20 años emigró al norte para unirse a la Caravana del Migrante con la esperanza que les brinde asilo en Estados Unidos que le permita proveer de recursos a su hermana y sobrinos porque en su ciudad “no se puede trabajar ni sacar adelante a la familia”.

Ambos migrantes hondureños que coincidieron en que “Primero Dios” les darán cabida en Estados Unidos se dicen alegres por estar cerca de su destino, mientras buscarán descansar de la “difícil travesía” hasta que se les otorgue el permiso para su entrevista con autoridades migratorias estadunidenses.