BUROCRACIA EN BAJA CALIFORNIA PODRÍA QUEDARSE SIN SUELDOS.Se avecina otra crisis de pagos

0
677

 

Por Oscar Tafoya @oscartafoya

/MONITOR ECONOMICO DE B.C./ 27 junio 2019/

No solo seguirán los problemas para el pago de pensiones y jubilaciones en Baja California, para el 2022, también el personal de la burocracia caerá en el riesgo de que no se le cubran sueldos, anticipó la agencia calificadora Fitch Ratings.

La información de la calificadora se basa en la valuación actuarial realizada al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTECALI), donde advierte que la crisis se mantiene sin solución.Resultado de imagen para BUROCRACIA PODRIA QUEDARSE SIN PAGOS

“El estudio señala el teórico agotamiento de las reservas para el pago de pensiones y jubilaciones del magisterio a partir de 2018 y para el personal de burocracia a partir de 2022”, puntualizó Fitch Ratings.

“La posición de liquidez del estado continúa deteriorándose. En el período de análisis se observa una tendencia creciente en el pasivo circulante (PC), mientras que el efectivo en caja ha ido a la baja”, advirtió la firma. Asimismo, Fitch Ratings señala que “las acciones del estado para dotar de liquidez al ISSSTECALI incluye la transferencia de recursos al mismo, repercutiendo en la flexibilidad financiera de la entidad.

La firma recuerda que el ISSSTECALI es el responsable de pagar a los pensionados de Baja California y menciona que la última reforma al instituto “mitigó presiones futuras de gasto pero no resolvió la inviabilidad y falta de capitalización del mismo”.

ASF A su vez, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ya había advertido sobre la crisis en las reservas para el pago de pensiones y jubilaciones en Baja California.

En ese sentido la ASF dijo que “respecto al sistema de pensiones y jubilaciones se observó que el gobierno estatal no ha reportado en sus estados financieros las estimaciones de las obligaciones de pensiones presentes y futuras.

No ha creado las reservas de las pensiones futuras”, dijo el órgano de fiscalización en la tercera entrega de las Cuentas Pública de 2017. Asimismo, la ASF señaló que con estos problemas en las pensiones y jubilaciones, la administración de Kiko Vega “no cuenta con los elementos para realizar una planeación financiera que le permita crear las reservas en el corto, mediano y largo plazo, lo que impactará de forma negativa la sostenibilidad de las finanzas públicas presentes y futuras”.

Es decir, los resultados de la auditoría advirtieron el escenario que vendría a desatar la crisis como sucedió en los últimos cuatro meses de 2018, con la serie de impagos en las que cayó la administración estatal y de la cual no ha salido ni saldrá por el momento, por lo déficits financieros que ha registrado en los últimos dos años.