Regional

CALIFORNIA REINICIA GESTIONES PARA COMPRAR AGUA A DESALINIZADORA DE PLAYAS DE ROSARITO

Por Oscar Tafoya @oscartafoya/

MEXICALI, BAJA CALIFORNIA,30 OCTUBRE 2019/MONITOR ECONÓMICO DE B.C./

El Distrito de Agua de Otay (OWD por sus siglas en inglés), reiteró el 28 de agosto del presente año, su interés de comprar agua de la planta desalinizadora en Playas de Rosarito, ésto previo a la entrada de Jaime Bonilla como gobernador, quien ha reiterado que está a favor del proyecto y asimismo, ha declarado que se producirá agua suficiente para exportar a Estados Unidos.

De tal manera, el organismo operador de agua en el sur de California, envió un oficio al titular, en agosto, de la Comisión Estatal de Agua (CEA) en Baja California, Enrique Ruelas López, dando a conocer nuevamente su intención en la adquisición de agua desalada. Cabe recordar, que actualmente, Alfredo Babún, es el director de la CEA.

En el oficio realizado a nombre de Mark Watton, gerente general de OWD, hace de su conocimiento a la CEA que el proyecto “es potencialmente valioso tanto para México como para Estados Unidos y en particular la región del sur de California”.

Por lo que el Distrito de Agua de Otay “permanece muy interesado en este proyecto y, más específicamente, en adquirir agua potable desalinizada para aumentar su suministro actual de agua potable”, manifiesta a la Comisión Estatal de Agua.

En ese sentido, OWD recuerda que previamente había ingresado en una Carta de Intención para comprar agua entre el organismo de California y NSC Agua el 5 de febrero de 2009 y renovó su intención en 2012 cuando Consolidated Water adquirió una participación del 50% de la misma NSC Agua.

El oficio de Distrito de Agua de Otay comenta que “entiende que el agua del proyecto será un recurso controlado por el estado de Baja California”, pero que anticipa que “cualquier acuerdo para la venta del agua requerirá la participación y el consentimiento del gobiernos federales de nuestras respectivas naciones, probablemente a través de la Comisión del Agua (IBWC) y Comisión Internacional de Límites y Agua (CILA)”.

“No obstante lo anterior, entendemos que Aguas de Rosarito (AdR) continúa sus actividades de desarrollo de proyectos y, con base en técnicas, finanzas, estudios ambientales y de ingeniería realizados, es factible desarrollar una planta desaladora de agua de mar capaz de suministrar agua potable desalinizada que cumpla con los estándares de calidad del agua especificados y aplicables a clientes en los Estados Unidos, a un precio razonable”, comentó OWD en el oficio.

De acuerdo con el documento, las cantidades que requiere Otay por año son: 2023 (8 millones de galones diarios), 2035 (12 millones de galones diarios) y 2050 (15 millones de galones diarios).

Cabe mencionar que apenas en julio el organismo de California reinició con reuniones para retomar el tema de la planta desalinizadora, justo una par de meses después que Jaime Bonilla, exdirector de OWD, ganará la gubernatura de Baja California.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

Leave a reply