MURO DE TRUMP “MORDIÓ” AREA URBANA DE MEXICALI

0
135

Antonio Heras y Jorge Heras-LINDERO NORTE

 

Mexicali,Baja California, 13 marzo 2018– El muro que el gobierno de Estados Unidos construye al poniente de la franja fronteriza en el condado de Imperial, en dos semanas avanzaron 250 metros de esta estructura que tendrá 3.6 kilómetros de largo por nueve de alto.

La empresa SWF Constructors de Omaha, Nebraska, obtuvo el contrato por 18 millones de dólares para reemplazar la barda en Calexico.

Se desconoce el impacto ambiental que la construcción tendrá en la región, pues tanto la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) como la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos carecen de manifiestos, toda vez que la administración Trump desestimó toda revisión en la materia en la zona binacional.

En 300 dias se planea concluir la construcción de este muro que se instala en la frontera entre Calexico, California, y Mexicali, en Baja California, en reemplazo de una barrera construida en 1995, representa el primer contrato de construcción de la valla fronteriza en el gobierno de Donald Trump, aparte de los ocho prototipos diseñados por tres empresas, presentados en octubre pasado en San Diego, California

Al medio día de este martes, Trump visitó San Diego por primera ocasión para revisar dichos prototipos ante un operativo de seguridad en ambos lados de la frontera.

Desde las primeras horas se registraron manifestaciones en contra de la visita del mandatario estadounidense; por el lado mexicano, menos de medio centenar de la agrupación Ángeles Sin Frontera colocaron lonas y pancartas sobre el muro de metal que divide a Estados Unidos de México, al tiempo que gritaban su malestar con la política de seguridad de Trump en la frontera, mientras que policías federales con patrullas y agentes caninos vigilaban el área para que los.manifestantes se acercaran al muro.

En territorio estadunidense fueron divididos los actos de protesta para evitar enfrentamientos entre grupos pro Donald Trump con las personas que se oponen a la construcción de un muro.

Un dispositivo de seguridad compuesto por más de 200 agentes se desplegó en la zona que fue cerrada para evitar la llegada de más manifestantes.

Aplausos por un lado y groserias por el otro fue parte del ambien hostil que se vivió durante toda la mañana, pero se intensificó cuando el convoy del presidente de Estados Unidos pasó por el área en donde se encontraban las protestas.

“No Wall, no Hate, no Trump (No muro, no odio, no Trump)” fuero algunas de las leyendas que traían las pancartas de los protestantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here