INTERFERÓN ALFA 2B, CREA DEFENSAS CONTRA CORONAVIRUS:MÉDICOS CUBANOS

0
548

CIUDAD DE MÉXICO/ ABRIL 2020/ NOTIMEX / FOTO: AFP/

Representantes de la industria de biomedicina cubana, que ayudó a crear el fármaco ‘Interferón alfa 2B’ utilizado para combatir Covid-19, en China, estará en México para dar a conocer sus avances científicos.Sistema inmunológico - Criterio Hidalgo

En conferencia de prensa, Miriam Martínez Delgado, directora de Ferias y Exposiciones de la Cámara de Comercio de Cuba, expuso que este sector empresarial traerá capital  México.

En la exposición “Cuba en México 2020” se presentaron, además del Interferón, otros medicamentos para atender la diabetes y evitar amputaciones, así como fármacos para tratar el cáncer de pies, pulmón y de próstata.

Por ejemplo, para mencionar que la República de China ha elegido a uno de los productos cubanos para la cura del virus (Covid-19) que está amenazando al mundo”, explicó acerca de los avances y en específico del tratamiento utilizado para atender el coronavirus.

Hasta el momento se sabe que el Interferón logró evitar el avance del  coronavirus a más de mil 500 pacientes y es uno de los 30 fármacos escogidos por la Comisión Nacional de Salud de China para prevenir la afección respiratoria.

Interferón alfa 2B tiene la ventaja de que ante situaciones como estas es un mecanismo para poder protegerse, su uso evita que los pacientes con posibilidades de agravarse y complicarse lleguen a ese estadio, y finalmente tengan como desenlace la muerte”, indicó Luis Herrera Martínez, asesor científico y comercial del grupo empresarial BioCubaFarma.

Cuba produce Interferón Alfa 2B, un medicamento usado por China para tratar a sus pacientes de coronavirus y que ha generado interés de compra en unos 15 países, informaron médicos de la isla.

Se trata de un antiviral que repone las defensas humanas. «El Interferón es un producto terapéutico, no es una vacuna», dijo Eduardo Martínez, presidente del grupo industrial estatal BioCubaFarma, desmintiendo publicaciones de redes sociales que informaban de que en el país se tenía la cura para esta pandemia.

Recordó que, según la asociación farmacéutica china, «entre las propuestas (para combatir el coronavirus) el primer producto de acción antiviral que se recomienda es el interferón», dentro de una treintena de opciones. Este medicamento refuerza el sistema inmunológico,con lo cual se protege el cuerpo humano de  virus mortales.

Martínez explicó que además que en Cuba el medicamento es fabricado también por una empresa mixta con China, lo que facilitó su disponibilidad para el tratamiento.

«Es un medicamento que tenemos todas las capacidades para suministrar al sistema nacional de salud en Cuba y en China».

OTRAS RECOMENDACIONES PARA HACER INMUNE AL CUERPO DE VIRUS COMO EL CORONAVIRUS.

El té verde, el té de «Diente de León» y de Manzanilla, mezclados te hacen inmunes a virus mortales, porque te refuerzan el sistema inmonológico. Los puedes tomar y como no son fármacos  sin no te hacen bien, tampoco te hacen mal.

El sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones, como las bacterias y los virus. A través de una reacción bien organizada, su cuerpo ataca y destruye los organismos infecciosos que lo invaden. Estos cuerpos extraños se llaman antígenos.

Cómo funciona nuestro sistema inmunológico y cómo combate al coronavirus

Sin un tratamiento o fármacos específicos y, sin una vacuna en el horizonte cercano, la única defensa que tiene nuestro organismo frente al nuevo coronavirus es el sistema inmunológico.

De cómo este responda a la infección dependerán en gran medida los resultados: podremos sufrir desde síntomas leves como tos seca, dolor de garganta, cansancio y fiebre, síntomas severos como neumonía y problemas respiratorios agudos, hasta fallo multiorgánico y muerte.

Expertos han explicado en numerosos artículos cómo fortalecer este sistema para enfrentarnos mejor a esta enfermedad. Recomiendan seguir una dieta saludable, dormir más, evitar el estrés, el alcohol en exceso, el tabaco y otras sustancias tóxicas.

Pero antes de analizar estas recomendaciones, empecemos por entender cómo funciona el sistema inmunitario y cómo se activa cuando entra en contacto con el coronavirus.

Un mundo hostil

El sistema inmunitario es una compleja red de células, órganos y tejidos que trabajan en conjunto para defendernos de los microorganismos y sustancias tóxicas que podrían enfermarnos —hongos, parásitos, virus y bacterias— y que están presentes en el mundo que nos rodea.Gráfico de la sangre.

Todos nuestros órganos contienen células del sistema inmune y éstas también están en la sangre (en los leucocitos, que son los glóbulos blancos) y en la linfa (el líquido transparente que recorre los vasos linfáticos).

Y aunque las células inmunitarias se originan en la médula ósea y hay lugares donde se concentran más, como los ganglios linfáticos, las amígdalas, el bazo o el timo, podemos encontrarlas en la piel, las mucosas, los pulmones, el aparato digestivo y en todos los rincones del cuerpo.

Cuando nuestro organismo se enfrenta con un patógeno (un microorganismo capaz de producir enfermedad, como es el caso del coronavirus), el sistema inmune responde de dos maneras en paralelo.

Una es la llamada respuesta innata. que es la primera que se desarrolla y normalmente es efectiva para eliminar a diferentes tipos de agresores.

Eso es «lo primero que vemos cuando vemos una enfermedad», le explica a BBC Mundo la doctora Silvia Bucciarelli, quien trabajó durante años como especialista del Hospital Clinic de Barcelona y ahora coordina la ONG PINEAS (Programa Integrado de Inmunología y Enfermedades Autoinmunes).

Esta respuesta aumenta el flujo de sangre hacia la zona infectada, y por eso «esta parte del cuerpo se pone roja y caliente por el mismo mecanismo», dice.

«De los vasos sanguíneos salen células y determinadas sustancias —como proteínas y citocinas— que tratan de detener la infección», añade.

La otra es la respuesta adaptativa, que produce anticuerpos o células específicas capaces de destruir determinados microorganismos o células infectadas.

Esta respuesta puede demorarse en llegar entre cuatro y siete días, «por eso la respuesta innata tiene que tratar de mantener la primera línea de batalla, hasta que se desarrolle la respuesta inmune específica», continúa la experta.

Es como un misil que va dirigido hacia un organismo en particular y no hacia otro».

Una rasgo particular de la respuesta adaptativa es que deja memoriaEs decir, recuerda los patógenos con los que tu cuerpo ha entrado en contacto en el pasado, y por ello sabrá cómo combatirlos en el futuro.

Esto quiere decir que, en teoría, si nos contagiamos una vez con covid-19, no podríamos contagiarnos una segunda.

Aunque al ser un virus nuevo, del que quedan aún muchas preguntas por responder, no queda totalmente claro si genera inmunidad y, si lo hace, por cuánto tiempo dura.

Como mencionamos antes, ambas respuestas inmunitarias trabajan en equipo, donde la innata actúa a modo de guía de la respuesta adaptativa: esta le comunica por medio de células qué tipo de microorganismo nos está infectando y en qué parte del cuerpo se encuentra.

Así, la respuesta inmune se dirige al lugar donde está la infección, y no a otros sitios donde no la necesitamos.