Protegida corrupción en Bienestar en Tijuana. Por Alfredo Calva

0
91

PLAYAS DE ROSARITO,14 SEPTIEMBRE 2020/ EXPEDIENTE POLÍTICO/

En la entrega anterior señalábamos los abusos que se registran en contra de empleados de la delegación de la Secretaría de Bienestar federal denominados “soldados de la nación” en el municipio de Tijuana, entidad gubernamental a cargo de Gilberto Herrera Solórzano que desempeña el cargo de delegado regional y quien ha mostrado al igual que Alejandro Ruíz Uribe, el super delegado federal, indiferencia a las denuncias de los excesos, abusos y actos de corrupción que se llevan a cabo en contra de los subordinados a Evelyn Sánchez Sánchez y su protegido Alfredo Godínez, en el sexto distrito.

Establecimos que en el pequeño imperio de abuso y explotación de los “soldados de la nación” las tareas inherentes a su responsabilidad pasaron a segundo término para Evelyn Sánchez y Godínez, para ellos, primero fue el usufructo de la mano de obra de sus subordinados y lo que cobraron por las labores para los que los alquilaron, tareas a las que no se podían negar porque de hacerlo corrían el riesgo de que los dieran de baja, faenas como excavaciones, recolección de escombros, plantación de árboles, cortar pasto, podar arbustos, pintar edificios o viviendas, deben de ser ejecutadas sin dilación y queja alguna.

Y que decir de la efectividad y rapidez con la que se debían de desempeñar cuando eran enviados a los domicilios particulares, o a los sitios de trabajo de los familiares de Evelyn Sánchez y Alfredo Godínez.

Así como el negocio de venta de certificados de preparatoria que en forma paralela a la explotación y abuso de los “soldados de la nación” que establecieron Godínez y Sánchez, irregularidad que ya está denunciada ante la FGR en Tijuana, bajo la carpeta de investigación FED/BC/TIJ/0002137/2020, presunto ilícito que en un intento por desaparecer, los implicados en la venta se han dado a la tarea de localizar a  cada uno de los adquirientes de certificado, para pactar con ellos la destrucción del documento y que si son llamados por la FGR a declarar nieguen todo, bajo la promesa de que serán protegidos y no perderán su trabajo.

De todo están enterados Herrera y Ruíz Uribe desde hace meses, sin embargo, su respuesta ha sido de franca indolencia y colusión con la protección que le brindan a Evelyn Sánchez, lo que quedó evidenciado el pasado cuatro de septiembre por parte de Gilberto Herrera, cuando en una reunión a la que fueron citados ella y sus subalternos, sin rubor alguno les hizo saber de sus derechos, obligaciones, esquema de trabajo y horarios laborales, haciendo hincapié en que deben de dar un “extra” de su tiempo cualquier día de la semana cuando ella así se los requiera.

Y con franco cinismo, dedicó unas palabras para los empleados que han fallecido a consecuencia del COVID 19, que adquirieron durante las jornadas de entrega de despensas del gobierno del estado, lo que no manifestó, fue que algunos de ellos por las enfermedades que padecían, como hipertensión y diabetes, no debieron de haber sido obligados por Evelyn Sánchez y Alfredo Godínez a trabajar.

Mientras que Ruíz Uribe, se encuentra en plena campaña de posicionamiento de culto a su persona ante la ciudadanía bajacaliforniana, buscando, aunque lo siga negando, se le considere para la candidatura a gobernador por Morena, aunque por más esfuerzos que hace su imagen no es aceptada por los integrantes de los diversos sectores y organismos de la entidad, si no genera empatía entre los ciudadanos del municipio en donde reside, Ensenada, menos logra filias en el resto de la entidad.

Tal parece que los dogmas de No Mentir, No Robar y No Traicionar, que el presidente Andrés Manuel López Obrador, exige que sigan a pie juntillas todos los funcionarios del poder ejecutivo federal, para Gilberto Herrera, Alejandro Ruíz, Evelyn Sánchez y Alfredo Godínez, no es más que demagogia, palabras  insustanciales que sólo van dirigidas a los verdaderos seguidores del oriundo de Macuspana, Tabasco, que para ellos no tienen sentido ni guardan significado alguno, pero que, sin embargo, deben de utilizar sin rubor en su retórica discursiva dirigida a los ciudadanos.

En tanto, los oprimidos “soldados de la nación” seguirán confiando en que estás anomalías y abusos lleguen a oídos del presidente López Obrador y actúe en consecuencia y que la denuncia interpuesta ante la Fiscalía General de la República, destape la cloaca y salga a la luz pública la corrupción de Evelyn Sánchez, así como la complacencia y protección que le están brindando Ruiz Uribe y Herrera Solórzano.

 

Y mientras tanto….

Los fríos números muestran y demuestran el mal manejo de la pandemia en Baja California.