LA CÉDULA DE IDENTIDAD PERSONAL EN MÉXICO? No será usada con fines electorales. AMLO

0
95

POR MIGUEL VELAZQUEZ/PUBLIMETRO/ PUBLICADA EN BCREPORTEROS.COM EN MARZO 2021/

La ley señala que “la Cédula Única de Identidad Digital es el documento fundacional de carácter nacional, de tipo digital, que acredita de manera fehaciente el registro y la identidad de una persona, y constituye de forma primaria el documento oficial de identificación ante todas las autoridades mexicanas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador respondió a las críticas por tomar datos de las credenciales para votar de adultos mayores al momento de aplicarse la vacuna Covid-19. Señaló que dicha información no será utilizada con fines electorales, como lo han expresado sus adversarios políticos. Esta situación y otras de registro podrían haberse evitado con el uso de la Cédula Única de Identidad Digital, según especialistas consultados por Publimetro.

“Yo creo que es una identificación. La verdad, que tiene mucha imaginación Milenio, o sea, porque ya están suponiendo que se van a utilizar los datos con propósitos electorales”, explicó el presidente cuestionando el origen de la pregunta. “Entonces, si pidieron la credencial, pues debe ser para que se identificaran los adultos mayores y que en efecto demostraran que tienen más de 60 años, que viven ahí, en el caso de la ciudad pues que viven en Cuajimalpa, en Magdalena Contreras o en Milpa Alta, que es donde corresponde; pero no hay ninguna intención de actuar de manera ilegal y perversa”, añadió el mandatario.

“Es complicado tener el quasi monopolio de la identificación nacional y reclamar que se use en trámites y servicios públicos. Urge tener un id nacional que sea admisible, junto con otras, para acceder a trámites y servicios públicos, entre ellos, votar”.

José Merino, titular de la Agencia Digital en Innovación Pública de la Ciudad de México

Entre otros motivos, el objetivo de la Cédula Única de Identidad Digital es generar un documento base, obligatorio, que recopile la información de cada mexicano. Para la secretaria Olga Sánchez Cordero, esta cédula es la “piedra angular para garantizar los derechos humanos al agilizar y facilitar trámites”, indicó en octubre del año pasado.

Sánchez Cordero aseguró que la Cédula de Identidad Digital tiene su base en la Clave Única de Registro de Población (CURP), la cual sería “actualizada” con datos biométricos, lo cual será clave en el camino hacia la CUID”.

Sin embargo, este movimiento por consolidar un sólo documento de identificación se ha impulsado desde hace años y, según expertos consultados por Publimetro, no se ve que vaya a ocurrir en el futuro cercano; es decir, al finalizar este sexenio.

Lucha por una cédula única no inició con la pandemia

“Hace ya varios años se inició un movimiento para establecer el carnet de identidad familiar y no se llegó a ninguna conclusión”, explica a Publimetro María Elena Orta García, catedrática de la UNAM. “Las personas empezaron a protestar y señalaron que era una forma de control que se usa respecto a los movimientos de la familia”, añade la especialista.

Para Orta García, que se concrete la Cédula Única de Identidad Digital es una buena propuesta, pues actualmente “tenemos un gran número de documentos, que llega el momento en que ya no sabes ni que tienes que sacar”.

“Entonces si, si hubiese una cédula de identidad única, pues se supone que con eso se podría manejar todos los actos civiles de las personas”, añade Orta, quien señala que la base de la cédula sería el acta de nacimiento. “Es el documento que registra que una persona nace en la vida civil y en la vida política. Si se pretende hacer una cédula de identidad única, que sea en base al acta de nacimiento, pues eso estaría bien porque será obligatorio. Todos lo tendríamos y no importaba si quiero votar o no, o si quiero salir del país o no”. Por lo tanto, una principal ventaja es que no habría “ningún tipo de discriminación”.

“Las personas jurídicamente tienen determinadas características por ley, que son el nombre, el domicilio, el estado civil, la nacionalidad, la capacidad y el patrimonio. Si todas las personas tenemos estos atributos, si esos seis atributos están concentrados en un solo registro, entonces podemos abatir muchas confusiones y sin ánimo electoral ni partidista político, tendríamos una reconocimiento real de toda la población completita. Sí, sin olvidar ningún lugar. Por qué? Pues porque el nombre nos está identificando e individualizando el domicilio, nos está ubicado en un lugar físico”, concluye la especialista de la UNAM.

3 preguntas y respuestas con

José Perdomo Galicia, especialista de la Facultad de Derecho de la Universidad La Salle.

¿Cuáles son los pros y los contras de que en México exista una cédula de identidad única?

Estamos en presencia de una inserción de la actual administración del presidente López. Todas son similares, pero ésta ha sido de las administraciones que se han caracterizado por generar instrumentos de control poblacional. Todas han buscado generar instrumentos para tener control de la sociedad. La actual administración todavía ha sido mucho más enfática en generar instrumentos y acciones que se asemejan mucho a un sistema de mayor control poblacional, de control de la sociedad.

El problema, entre los varios puntos que se nos presenta con esta cédula única de identidad digital, es que va a ser un instrumento más, un documento más, para encontrar o para existir en bases de datos gubernamentales que son compartidas por todos los órganos de la administración pública y que generan -indudablemente- control social. ¿Por qué control? Porque tiene el conocimiento de todas las personas y qué bueno que exista, para eso están instrumentos como el censo poblacional.

Vamos a tener un nuevo documento con más control, con otros puntos que no tienen el INE o el CURP y pues es seguir teniendo o generando documentos que aparentemente son para identificación, pero que por tener otros datos que se van a considerar, a mí esa es la sospecha que me genera.

La CURP es un instrumento muy bueno. Y si no lo es, pues vamos a perfeccionarlo. ¿Qué necesidad existe de un nuevo documento? La nueva Ley General de Población habla de movilidad de personas, y no entiendo que es lo que se pretende con esto. ¿Saber a dónde van?, ¿Si son migrantes de la Ciudad de México, del Estado de México o alguna otra entidad de nuestro país?

Son puntos que nos hacen levantarnos. Esto puede ser un elemento más para controlar la población en una administración que entre otras cosas se caracteriza por que es muy  enfática en buscar formas de control social.

Documentos como la credencial para votar, el pasaporte o la licencia de conducir no son obligatorios. ¿Qué opina de que esta cédula sea obligatoria?

Vuelve a ser un elemento enfático que sea obligatorio. Se está analizando con instituciones bancarias, con el servicio financiero, que sea un documento que se pueda ocupar en sustitución de la credencial para votar expedida por el INE.

Que sea obligatorio nos da lugar para seguir señalando que este “control” puede salirse de control. Tenemos varios años que nos encontramos con los problemas digitales y de la falta de control de las plataformas que contienen información de la sociedad. Incluso en algún momento se dijo que las bases de datos del INE se vendían en el mercado negro.

Este concepto de obligatoriedad va a implicar también que exista mayor obligación, mayor responsabilidad, por parte de la Administración Pública, concretamente Secretaría de Gobernación. Debe existir mayor responsabilidad por parte de la Secretaría de Gobernación y nosotros los ciudadanos debemos tener más conocimiento de lo que es, de lo que va a ser, de lo que de lo que nos puede beneficiar y no simplemente establecerla como una obligación, porque eso es lo que nos da a pensar otro tipo de intereses gubernamentales.

A raíz de la nueva normalidad derivada de la pandemia de Covid-19, ¿Se puede acelerar el proceso de implementar este tipo de cédula en México? ¿Qué se necesita para que sea una realidad?

El hecho de que este documento esté pensado en estos tiempos, pues, en plena pandemia no es una necesidad. Más bien, una necedad, aún por bondadoso que pueda ser. En este momento no estamos como para tirar el dinero. Es un programa que es muy, muy ambicioso pero realmente ambicioso, que va a costar e  incluso se señala la posibilidad de obtener algún tipo de crédito específicamente para impulsar este programa.

Y en caso de lograrse, pues, ¿Qué tan necesario es? ¿Estamos realmente tan inciertos de la población que vive en nuestro país que tengamos que invertirle en ese instrumento? Los tiempos me parece que no son los más adecuados.


¿Con qué documentos nos identificamos los mexicanos?

Dependiendo del trámite, estos son algunos documentos reconocidos como identificaciones oficiales, sean mexicanos por nacimiento o naturalizados.

  • Credencial para votar vigente, expedida por el Instituto Nacional Electoral (antes Instituto Federal Electoral).
  • Pasaporte vigente.
  • Cédula profesional vigente con fotografía. Quedan exceptuadas las cédulas profesionales electrónicas. (Cédula profesional con antigüedad no mayor a 10 años)
  • Credencial del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores vigente.
  • En el caso de menores de edad, la credencial emitida por Instituciones de Educación Pública o Privada con reconocimiento de validez oficial con fotografía y firma, o la Cédula de Identidad Personal emitida por el Registro Nacional de Población de la Secretaría de Gobernación, vigente.
  • Licencia o permiso para conducir.
  • Cartilla del Servicio Militar Nacional.
  • Algunas credenciales de identificación laboral.
  • Credenciales de identificación de instituciones de salud o educativas
  • Documentos expedidos por escuelas con reconocimiento oficial.
  • Como la Cartilla Nacional de Salud, que emite el IMSS para atenderte en consultorio y que lleva fotografía.
  • Para obtener la credencial para votar, en caso de no contar con ninguno de los anteriores, se pueden presentar dos testigos.