OSCAR VALDEZ NOQUEA MIGUEL “ALACRAN” BERCHELT Y ES CAMPEON SUPER PLUMA.La noche del sábado en las Vegas.

0
110

LAS VEGAS , NEVADA, EE.UU. 20 febrero 20217

En una pelea dramática y llena de emotividad, Óscar Valdez noqueó brutalmente a Miguel “Alacrán” Berchelt en el décimo round para coronarse campeón mundial súper pluma del CMB la noche del sábado en Las Vegas.

Valdez dio la pelea de su vida, y en la noche más importante de su carrera, logró un triunfo contundente que se convertirá, muy probablemente, en la victoria más emblemática de su historial.

Las horas previas a la subida al ring, circuló el reporte de que Berchelt estaba pesando 146.2 libras, mientras que Óscar Valdez estaba en 140, tras la rehidratación respectiva. Se preveía con ello que Berchelt subiría mucho más grande que Valdez y así fue. El campeón se veía mucho más grande que Valdez.

Pero desde el inicio, Óscar Valdez salió a hacer una pelea de movilidad, de rapidez, de contragolpe, de desplazamiento sobre el ring. Tiraba fintas, medía reacciones.

Sin embargo, Miguel Berchelt inició la pelea estático, demasiado cauteloso, amarrado, congelado. Tardó en empezar a soltar las manos, y cuando lo hacía, era con una lentitud atípica en un Berchelt que siempre nos acostumbró a lo explosivo.

Valdez trabajaba bien el jab y lograba conectar a pesar de que lo lanzaba desde la larga distancia, pero acertaba. Berchelt no lograba quitarse ese jab.

A partir del tercer round, Berchelt empezó a subir la intensidad de pelea, a tirar más golpes. Valdez seguía boxeando, desplazándose. Sin embargo, Berchelt perseguía a Valdez, iba detrás de él, en lugar de cortarle el ring.

En el cuarto round, sin embargo, empezó la pesadilla de Berchelt. La mano izquierda de Valdez empezó a hacer estragos en el campeón. Los ganchos de izquierda entraban secos sobre Berchelt, y uno de esos ganchos lo prendió.

El yucateco, lastimado, se paralizó de inmediato de las piernas, que parecían duras, pesadas, trastabillantes. Solo las cuerdas pudieron evitar que Berchelt se fuera a la lona, y el referi le dio conteo. Había ocurrido la primera caída de la pelea.

Berchelt estaba seriamente tocado. Buscó sobrevivir el ring, y Valdez lo castigaba, mientras que Berchelt estaba noqueado de pie, con la mirada perdida, y las piernas débiles. Parecía al borde del nocaut. Sin embargo, Valdez no pudo terminarlo, y Berchelt se fue vivo, pero tocado a su esquina al final del round.