31 EX FUNCIONARIOS DE CONACYT EN RIESGO DE IR A LA CÁRCEL.

0
48

EL SENADOR GERMÁN MARTÍNEZ, AFIRMA QUE NO HAY DELITO DE DELINCUENCIA ORGANIZADA NI “LAVADO DE DINERO”. ACANZARÁN FIANZA LOS ACUSADOS.

CIUDAD DE MÉXICO,22 septiembre 2021/

EL ECONOMISTA,EL UNIVERSAL, EL PAÍS/ GRUPO FORMULA

La Fiscalía General de la República (FGR) , solicitó a un juez del Centro Federal de Readaptación Social Número 1 El Altiplano, una orden de aprehensión en contra de 31 científicos del CONACYT por los delitos de peculado, uso ilícito de atribuciones y facultades, operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada, el juez no concedió la orden de aprehensión solicitada, pero dio a la FGR un plazo de 15 días para sustentarla.

La  comunidad cientíca e intelectural de México, desencadenó en las redes protestas. entre ellos el rector de la UNAM y   7 mil 203 firmas,por considerar desproporcionado.

Todo comenzo con una denuncia de malversación de fondos públicos y posteriormente “lavado de dinero”, dijo el Fiscal federal, especializado en Delincuencia Organizada, Alfredo Huiguer Beral, a Ciro Gómez Leyva, de Grupo Formula, el cual   se hizo a través de un foro consultivo, un foro de carácter privado y no público del CONACYT,  que  manejó  280 millone de pesos del 2011 a 2018, destinada a desarrollo tecnológico e investigación y se uso para viáticos, para una asociación civil, expuso.

La autoridad judicial debe revisar intregralmente la denuncia de la Fiscalía Federal y se le volverá presentar la peticion, y el juez debe determinar las saciones contra estos ex servidores publicos, adminsitrativos del CONACIT,precisó.

Los que cuestionan esta acción  afirman que el fiscal general está tratando de atemorizar a quienes, desde la comunidad académica, han expresado pública y abiertamente sus diferencias con las actuales políticas del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), y de perseguir a quienes ejercieron sus funciones con base en la normatividad entonces vigente que se guiaba por una concepción distinta sobre el desarrollo científico y tecnológico del país.

Posteriormente surgieron comunicados como el del Sindicato del Personal Académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y otro de la Comunidad Académica de la misma institución, ambos condenando los hechos y mostrando su apoyo a colegas como el doctor Luis Mier y Terán y la doctora Gabriela Dutrénit Bielous; además, convocaron a los gremios, grupos, centros, redes e investigadores del país y de fuera de él, a rechazar el uso de falsos datos, del miedo y la distorsión de la justicia.

En entrevista para El Economista, la doctora Georgina Alenka Guzmán Chávez, profesora investigadora en la UAM Iztapalapa y responsable de uno de los comunicados, asegura que bajo la bandera de la anticorrupción se ha querido tachar todo lo que se hizo anteriormente desde el Conacyt y otras instituciones.

“Cómo podemos vivir en un país donde estamos amenazados por utilizar la inteligencia, la palabra y el concomimiento. Esto se vio en los gobiernos Nazi y Fascista, en las dictaduras como Nicaragua, donde apresan a la gente por usar la inteligencia, no podemos vivir en un país así”.

 

En defensa del FFCyT

Los hechos anteriores están basados en la denuncia que hiciera la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla Roces, donde acusó penalmente al Foro Consultivo Científico y Tecnológico, A. C. de haber recibido recursos ilegales provenientes del erario, por ello una de las más señaladas en el caso ha sido la doctora Julia Tagüeña, última coordinadora del Foro.

Al respecto, Guzmán Chávez dijo que la doctora Tagüeña se ha manejado con integridad. “Ella fue promotora de muchas actividades para poder dar un perfil nuevo a la investigación”, y señaló proyectos como llevar a un portal digital las revistas científicas publicadas en México y destinar dinero para que estas pudieran lograr el nivel que se requiere en el mundo.

Cómo podemos vivir en un país donde estamos amenazados por utilizar la inteligencia, la palabra y el concomimiento. Esto se vio en los gobiernos Nazi y Fascista, en las dictaduras como Nicaragua donde apresan a la gente por usar la inteligencia, no podemos vivir en un país así”. concluyó.