SAN DIEGO PARTICIPA EN PRUEBA MASIVA DE VACUNA CONTRA COVID 19

0
83

Los sitios de prueba en el condado están buscando a más de 1000 sandieguinos para que se inscriban

De San Diego a San Luis y a Savannah, los investigadores se preparan para la prueba masiva de una vacuna para COVID-19 a 30 mil personas de Moderna, que comenzará el lunes.Sujeto recibe una inyección de una posible vacuna de Moderna para COVID-19

Muchos esperan que una vacuna segura y efectiva controle la propagación de la peor pandemia en un siglo y devuelva la vida a una cierta apariencia de normalidad. Más de 15 millones de personas han sido infectadas con el nuevo coronavirus y más de 600 mil habían muerto en todo el mundo hasta el jueves.

La prueba de Moderna se llevará a cabo en 87 sitios a través de 30 estados y Washington D.C. Es la primera prueba a gran escala de la vacuna para COVID-19 en los Estados Unidos.

Tres de los siete centros de prueba de California están aquí en el condado de San Diego, con sedes en La Jolla, La Mesa y San Diego. Los sitios locales esperan recibir a más de 1000 personas. Pero para hacerlo, necesitarán que los habitantes de San Diego se inscriban.

“Esta es una oportunidad para contribuir a terminar esta pandemia”, dijo el doctor Stephen Spector, director del centro de pruebas de UC San Diego.

¿Qué sabemos de la vacuna de Moderna?

Hay más de 170 esfuerzos de la vacuna para COVID-19 en todo el mundo. Moderna, una empresa de biotecnología con sede en Massachusetts, fue la primera en entrar en pruebas clínicas a mediados de marzo y tiene una de las pocas vacunas aprobadas para un estudio a gran escala.

La vacuna de la compañía utiliza una molécula llamada ARN mensajero para enseñar al cuerpo a dirigirse a la superficie del nuevo coronavirus. Hay dos formas principales en que el sistema inmunológico puede hacer eso. Una es a través de anticuerpos —proteínas en forma de Y que pueden agarrar un virus y bloquearlo para que no infecte las células. La otra es a través de las células T, que pueden destruir las células infectadas.

Si tiene éxito, la vacuna de Moderna sería la primera de su tipo.

El 14 de julio, investigadores publicaron los hallazgos de un estudio de 45 personas sobre la seguridad de la vacuna en New England Journal of Medicine. La vacuna fue segura en general; los efectos secundarios más comunes fueron fatiga, dolor de cabeza y un poco de dolor en el lugar de la inyección.

Notablemente, todos los que fueron vacunados produjeron anticuerpos contra el virus. En algunos casos, el nivel de anticuerpos en los participantes vacunados fue mayor que en las personas que se habían recuperado de COVID-19.

Aunque es una señal alentadora, los resultados del estudio no garantizan que la vacuna de Moderna proteja contra futuras infecciones.

Eso es lo que la próxima prueba probará.

¿Cómo funcionará la prueba?

Las pruebas se llevarán a cabo en tres sitios en el condado de San Diego: UC San Diego en La Jolla, M3 Wake Research en San Diego y eStudySite en La Mesa.

Tanto M3 Wake Research como eStudySite son organizaciones que proporcionan instalaciones y servicios de investigación clínica. M3 Wake Research tiene sedes en siete estados y eStudySite fue fundada en San Diego en 1999.

UCSD tiene como objetivo inscribir a 500 participantes. M3 Wake Research y eStudySite dicen que podrían inscribir de 300 a 500 participantes cada uno.

El estudio se llevará a cabo de la misma manera en todos los sitios. La mitad de los participantes recibirán dos inyecciones de la vacuna Moderna, con cuatro semanas de diferencia. Los participantes recibirán una dosis de la vacuna diseñada para estimular una respuesta inmunológica sin desencadenar fuertes efectos secundarios.

Todos los demás recibirán una inyección de placebo que básicamente contiene agua con un poco de sal. Quién recibe cada inyección será asignado al azar.

Los participantes serán monitoreados regularmente por síntomas de COVID-19, y aquellos con síntomas serán examinados por el coronavirus. La esperanza es que aquellos que reciban la vacuna sean significativamente menos propensos a desarrollar la enfermedad que aquellos en el grupo de placebo.

Para que los investigadores confíen en que una fracción decente de los vacunados se expondrá al virus en su vida cotidiana, estos estudios deben ser grandes, de ahí el ensayo de 30 mil personas de Moderna.

“Estoy involucrado en el cuidado de los pacientes en el hospital que realmente se enferman de COVID y he visto a múltiples pacientes morir por ello”, dijo el doctor Scott Overcash, quien dirigirá el ensayo en la sede de eStudySite.

“A veces, puedes empezar a sentirte un poco impotente como médico. Estoy muy emocionado de empezar a hacer algo como esto, donde esperamos que realmente prevengamos que la gente se enferme gravemente”.

Moderna es uno de los desarrolladores de medicamentos seleccionados para la operación Warp Speed, la apuesta del gobierno de los Estados Unidos para entregar 300 millones de dosis de una vacuna COVID-19 para enero de 2021. Y aunque el ensayo completo de la compañía durará dos años, podría obtener una autorización de emergencia para comercializar una vacuna antes si los resultados provisionales muestran que la vacuna es efectiva.

¿Quién puede participar?

Los participantes deben estar en un grupo de alto riesgo para COVID-19 o tener una probabilidad superior al promedio de estar expuesto al virus según el lugar donde vivan o trabajen.

No deben haber estado infectados anteriormente.

Si eso es un poco confuso, es porque encontrar a las personas adecuadas para un ensayo clínico es difícil. Se buscan personas que no hayan estado infectadas, de lo contrario cualquier respuesta inmunológica que se mida podría ser el resultado de una infección pasada y no tener nada que ver con la vacuna.

Pero tampoco quieren personas que nunca se expongan al virus, porque entonces nunca sabrían si la vacuna funcionó.

“No queremos que los individuos se pongan en mayor riesgo”, dijo el doctor Denis Tarakjian, que está ayudando a realizar el ensayo en M3 Wake Research en San Diego.

Tarakjian enumera a los trabajadores de la salud, los empleados de las tiendas de comestibles y los trabajadores del transporte público como ejemplos de las personas que serían un buen candidato para el ensayo. Y agrega que aquellos que tienen 65 años o más, viven en un asilo, o tienen presión arterial alta, obesidad u otras condiciones preexistentes también cumplirían con los criterios de inscripción.

¿Cómo puedo inscribirme o encontrar más información?

M3 Wake Research: Envía un texto con la palabra COVID al (619) 330-1172

eStudySite: Llama al (619) 704-2750 o visita estudysite.com