REDUCIRAN SUMINISTRO DE AGUA EN COLONIAS,POR ALTO CONSUMO Y TEMPERATURAS

0
581

Daniel Ángel Rubio/EL SOL DE TIJUANA

Tijuana,BAJA CALIFORNIA,15 AGOSTO 2018/.- Los problemas de servicio de agua potable que están resintiendo algunas colonias podría extenderse hasta una semana y media más, estimó Mario Olvera Machado, subdirector de agua y saneamiento de la CESPT.

Reiteró que el origen de todo es el aumento en el consumo de entre 40% y 50% a causa del aumento en las temperaturas que no permiten la recuperación de los tanques suministradores.

“Se va a ir reduciendo porque tenemos ya una serie de operativos que estamos considerando. Estamos en reunión permanente”, afirmó.

Una de las medidas es abrir manualmente las válvulas para permitir el flujo que hoy no corre por la falta de presión necesaria que piden las bombas.

Olvera Machado dijo que por la noche los tanques alcanzan a recuperar una parte del líquido, pero en el transcurso del día la demanda los supera.

Además, continuó, del año pasado a este 2018 el número de cuentas pasó de 600 mil a 647 mil, y esto implica también un aumento en la demanda del líquido.

“Más alguna gente que desafortunadamente se conecta de manera clandestina. En las áreas del Maclovio y los derechos de vía donde van los acueductos tenemos también gente que está drenando, más algo de vandalismo”, anotó.

Normalmente, subrayó, la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT), que también atiende Playas de Rosarito y el norte de Ensenada, tiene una cobertura de 98%.

El subdirector dijo que si los usuarios tienen alguna queja por el cobro del servicio, la paraestatal podría realizar las revisiones necesarias.

El Director de la CESPT, Germán Lizola Márquez detalló que la excesiva demanda de agua puede provocar desequilibrios en los tanques reguladores de la ciudad, afectando con ello la continuidad del servicio, por ello reiteró la importancia de cuidar el vital líquido para permitir que todas las colonias cuenten con servicio.

Estos comportamientos en la demanda provocan que toda la infraestructura hidráulica opere a su máxima capacidad, como son acueductos, tuberías y plantas de bombeo, lo cual implica un mayor riesgo de fallas por calentamiento y fatiga del equipo, incrementando además el gasto de energía eléctrica para el organismo, explicó.