PRI APOYA A MORENA PARA QUE PRÓXIMO GOBERNADOR EN BAJA CALIFORNIA DURE CINCO AÑOS

0
611

INVIABLE GUBERNATURA DE CINCO AÑOS,AFIRMA DIPUTADO LUIS MORENO

El diputado local, Luis Moreno, rechazó la propuesta de que la gubernatura dure 5 años, apegándose a lo que dice el jurídico del congreso de que ya se encuentran imposibilitados para hacer ese tipo de cambios.

Explicó que una vez que se arrancó el proceso electoral no puede tener cambios sustanciales, según lo que indica la constitución federal.

Por Luis Levar/MONITOR ECONOMICO/26 OCTUBRE 2018/

El PRI de Baja California lanzó señales de alinearse con la presidenta de MOREANA, Yeidckol Polevnsky y la diputada Blanca Patricia Ríos López presentó una iniciativa a fin de dar reversa al periodo de dos años para el próximo periodo de gobierno sea de cinco años.

Resultado de imagen para ELECCIONES DE CINCO A;OS EN BAJA CALIFORNIA EN 2019

Como se recordará la lideresa de MORENA dijo durante su visita a Baja California que no estaba de acuerdo con el periodo de dos años para la próxima gubernatura, con lo que movió el agua para los tiradores que se estaban reservando para la siguiente elección.

Cabe recordar que el 11 de julio de 2014 el Congreso de Baja California realizó las reformas constitucionales para ajustar el periodo a fin de empatar las elecciones debido a que se presentan numeroso procesos que cansan a los ciudadanos.

En esa fecha el comunicado que emitieron decía lo siguiente: Para efecto de la concurrencia de la elección de diputados con el proceso electoral federal 2021, los periodos de la 22 y 23 legislaturas serán los siguientes: a) Los diputados que sean electos en el proceso electoral de 2016, iniciarán su periodo el 1 de octubre de 2016 y concluirán el 31 de julio del 2019, y b) los diputados que sean electos en el proceso electoral de 2019, iniciarán funciones el 1 de agosto de 2019 y concluirán el 31 de julio de 2021.

En cuanto a la concurrencia de la elección de munícipes con el proceso electoral federal 2021, los periodos de los ayuntamientos respectivos serán los siguientes: a) Los munícipes electos en el proceso electoral de 2016, iniciarán su periodo el 1 de diciembre de 2016 y concluirán el 30 de septiembre de 2019, y b) los munícipes electos en el proceso electoral de 2019, iniciarán funciones el 1 de octubre de 2019 y concluirán el 30 de septiembre de 2021.

Y por último, para efecto de la concurrencia de la elección de gobernador del Estado con el proceso electoral federal 2021, el gobernador electo en el proceso electoral de 2019, iniciará funciones el 1 de noviembre de 2019 y concluirá el 31 de octubre de 2021. La reforma mediante la cual se adelanta la toma de posesión del gobernador del Estado al mes de septiembre posterior a la elección, será aplicable al que sea electo en dicho cargo en el proceso electoral de 2027.

Por única ocasión el gobernador del Estado electo en el proceso electoral de 2021, iniciará funciones el 1 de noviembre de 2021 y concluirá el 31 de agosto de 2027. Ahora, apenas cuatro años después y en medio de enormes cortinas de humo, salen con que ya no quieren.

Así en un comunicado del Congreso se indica lo siguiente: “El país ya cambió y en Baja California le tenemos que perder el miedo al debate respetuoso, que por encima del interés personal y de partido, ponga al centro al ciudadano y lo que más le convenga a todos”, indicó la diputada Blanca Patricia Ríos López.

Esto fue señalado por la legisladora, al presentar una reforma a los artículos sexto, séptimo y octavo transitorios del Decreto No112, publicado en el Periódico Oficial Número 50, Sección I tomo CXXI de fecha 17 de octubre de 2014 de la Constitución local, “para que consultemos al pueblo de Baja California y en conjunto decidamos que es lo mejor para nuestra entidad”.

Patricia Ríos manifestó que, al ampliar el período de dos a cinco años, nos permitiría cumplir con el objetivo de homologar las elecciones, al coincidir con la elección presidencial del 2024 y a su vez nos daría a los bajacalifornianos, un gobierno más estable, con compromisos sólidos y sobre todo daría a quien resulte electo, la posibilidad de cumplirlos. La legisladora del Partido Revolucionario Institucional, expresó en la Máxima Tribuna, al presentar su iniciativa que la realidad que se vive, requiere un gobierno sólido, con legitimidad para tomar decisiones que resuelvan de fondo los problemas de Baja California.

Existen voces que rechazan la posibilidad de que el período sea ampliado, -dijo-aduciendo que se estaría violentando a nuestra Carta Magna, y aseguran que la modificación se contrapondría a lo establecido en el penúltimo párrafo, de la fracción segunda del artículo 105 constitucional; donde se impuso un período de 90 días antes de iniciado un proceso para la promulgación y publicación de leyes electorales y durante el mismo no podrá haber modificaciones legales fundamentales, esto último da una viabilidad para modificar siempre y cuando estas no sean modificaciones fundamentales, Sin embargo, consideró que esta modificación -que plantea- no altera las bases, reglas, ni ningún otro elemento rector del proceso electoral, pues no se crean obligaciones nuevas, tampoco introduce nuevas reglas, no trastoca el rubro del financiamiento público, ni mucho menos crea, modifica o elimina derechos a quienes aspiran o a los partidos políticos participantes, ni genera obligaciones de hacer o no hacer a las autoridades electorales.

“No debemos resignarnos, independientemente de la opinión que cada legislador tenga, creo que debemos discutir a profundidad y de manera trasparente, de cara a los ciudadanos. Y que, de esa discusión, más allá del resultado, obtengamos reflexiones por el bien de nuestro Estado.

Es momento de sacar esta discusión de las sombras para debatir en lo público y que pongamos el ejemplo de cómo se debe hacer política”, resaltó. “Dejemos atrás el miedo y convirtámoslo en valor -agregó- un gobierno de 5 años nos podrá garantizar menor gasto público, proyectos de visión y estabilidad”.

Señaló que representa en este Congreso del Estado, a una generación que ya se manifestó, que está luchando para dejar atrás las viejas formas de hacer política, por lo que su obligación es abrir el debate a este tema. “Estoy segura de que con este ejercicio podremos dar la posibilidad a Baja California de conducirse bajo los principales reclamos que hace la sociedad: con transparencia, justicia y austeridad”, concluye el comunicado.

Como sea, no queda claro esta reversa, ya que el mismo argumento que maneja ahora se usó hace cuatro años. El asunto es que esa reforma lleva dedicatoria, unos hablan de un capricho de Jaime Bonilla quien no quiere esperarse a que baje la ola lopezobradorista, por aquello de que no le funcionen sus propuestas más adelante.

Otro argumento es que si Kiko se va antes del gobierno tendrá menos tiempo para “arreglar” sus espantosas finanzas públicas. También el hecho de que lo lance el PRI es algo así como arrojar más salvavidas para todos los desempleados que habrá a partir de diciembre.

Como sea, parafraseando al cómico Derbez, nadie sabe, nadie supo, pero queda claro que esta es la triste historia de unos políticos que se niegan a dejar la ubre pública.