MATAN EN TIJUANA AL FOTÓGRAFO, ALFONSO MARGARITO MARTÍNEZ ESQUIVEL

0
194

TIJUANA,BAJA CALIFORNIA, 17 de enero 2022.Margarito Martínez Esquivel, fotógrafo de Tijuana, fue asesinado la tarde del lunes, al filo de las 13 horas,  afuera de su domicilio  en las calles Acueducto y  5 de Mayo de la  colonia Camino Verde, en Tijuana, Baja California.

A las 12:45 horas se reportó a la central de emergencias que en la calle 5 de mayo hubo  un enfrentamiento en donde una persona del sexo masculino había resultado lesionada por disparo de arma de fuego.

La Policía Municipal y paramédicos de la Cruz Roja, acudieron al lugar y visualizaron a la víctima que respondía el nombre de Alfonso Margarito Martínez Esquivel de 49 años de edad.

Alfonso Margarito se dedica a la fotografía  policíaco y transmitía videos en vivo por facebook. Presentaba una lesión en la cabeza por proyectil de arma de fuego, y su cuerpo quedó a un costado de un vehículo tipo sedán, Ford, Escort, color blanco con café con placas de baja California BHU3107,fuera de su casa.

 

El fotógrafo era hijo de la reportera Eglantina Esquivel, con muchos años en Tijuana

DESCANSE EN PAZ EL 4-4

Por Daniel Salinas Basave/17 de enero 2022/Facebook/

 

Desolador enterarme hace unos minutos del artero asesinato del colega Margarito Martínez Esquivel. Desde que yo daba mis primeros pasos como reportero en Tijuana en el 99, Margarito ya estaba ahí y parecía haber estado siempre, con su cámara al hombro, la radiofrecuencia siempre encendida y ese don de la omnipresencia que le permitía multiplicarse y estar en varios sitios a la vez. Iba a todas y a toda hora.

La oscurísima noche tijuanense era suya. Al célebre 4-4 lo recuerdo como el perfecto soldado de trinchera, un auténtico trabajador de la información. Me atrevo a afirmar que nadie en esta ciudad fotografió tantos hechos delictivos como él. Lo recuerdo también apoyando a su madre, la veterana periodista Eglantina Esquivel o cubriendo el turno nocturno en Frontera. A diferencia de lo que ocurrió recientemente con algunos oscuros y pestilentes personajes que se hacían llamar “periodistas” sin serlo, de Margarito me consta que era un verdadero obrero de la prensa cuya única labor era informar. Sin información oficial hasta el momento, parece ser que su muerte es producto de un pleito vecinal en la colonia Camino Verde, pero por supuesto tengo demasiadas dudas y ninguna certeza. Bueno, en realidad tengo una única certidumbre: que aquí en Baja California (y casi en cualquier lugar de México) morirás el día en que alguien decida matarte porque le resultas incómodo o le caes mal, pues no hay estado de derecho ni imperio de la ley que proteja. En Tijuana se cometen un promedio de 2 mil asesinatos al año, un promedio de seis al día. Margarito retrató muchos de esos crímenes y ahora su homicidio se suma a esa vergonzante estadística que su cámara tantas veces reflejó con crudeza. Por cierto, la única constante de esos asesinatos, es que en la mayoría triunfa la impunidad. ¿Quedará también impune la muerte de Margarito? Hay certidumbres que hieren y dan rabia.

Descanse en paz 4-4.