Gobierno de Francisco Vega Aumentó Deuda Pública en Dos mil,557 Millones de Pesos.

Pasó de 9 mil 352.8 mdp (cierre 2013) a 11 mil 910.6 mdp al 31 de marzo del 2018.Un aumento de 27.3%. (El endeudamiento presentado excluye a los municipios).

0
552

Por Oscar Tafoya @oscartafoya/MONITOR ECONÓMICO DE BC/

MEXICALI,BAJA CALIFORNIA22 SEPTIEMBRE 2018/

Kiko Vega ha incrementado la deuda pública de Baja California en 2 mil 557.8 millones de pesos (mdp) desde que comenzó su administración al primer trimestre de 2018, documenta la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP). En ese sentido, Francisco llevó las obligaciones del Estado de 9 mil 352.8 mdp (cierre 2013) a 11 mil 910.6 mdp al 31 de marzo del presente año, un aumento de 27.3%. (El endeudamiento presentado excluye a los municipios).

Lo preocupante de la cantidad es que no se ha usado para infraestructura, ya que como informó el INEGI la construcción de obra pública está en picada y atraviesa por uno de los peores momentos de la historia en Baja California, por lo que no hay incertidumbre de como se ha utilizado el dinero, incluso la SHCP ya puso en observación de la deuda estatal y las calificadoras la han bajado la nota crediticia.

Para dar un panorama de las presiones de las finanzas estatales, dejamos los últimos reportes de Moody´s, Fitch Ratings y HR Ratings. Moody´s En seguimiento al tema de las calificaciones para Baja California, comenzamos recordando a Moody´s que le bajó las notas al Estado a Ba2/A2.mx desde Baa3/Aa3.mx y mantuvo la perspectiva negativa que le asignó en la anterior revisión.

Lo más preocupante de esto, es que es la segunda vez que Moody’s baja la calificación del Estado con Francisco Vega, ya que el 15 de octubre del 2014 la degradó a Baa3/Aa3.mx desde Baa2/Aa2.mx y para 2015 modificó la perspectiva de estable a negativa. De acuerdo con la clasificación de la agencia los títulos calificados “Ba” se considera que contienen elementos especulativos; su futuro no es seguro. A menudo los pagos de intereses y principal pueden estar muy modestamente protegidos, por tanto, ser vulnerables en el futuro.

Estos títulos se caracterizan por su situación de incertidumbre.

La agencia señala que la baja de calificación se fundamente en las expectativas de que el deterioro en las métricas de deuda y liquidez de Baja California registrado en los últimos años continuará en lo sucesivo y resultará en un perfil crediticio más débil Fitch Ratings Asimismo, Fitch bajó la calificación a ‘A+(mex)’ desde ‘AA-(mex)’ y mantuvo la perspectiva crediticia Negativa, y advirtió que la calificación del estado podría bajar de persistir el uso elevado y recurrente de créditos de quirografarios de corto plazo por el mayor riesgo asociado al uso de esta herramienta financiera.

El cambio en la calificación de Baja California deriva del incremento en su deuda de corto plazo, cuyo saldo en diciembre de 2015 fue de 2,032 millones de pesos más 718 millones de pesos en créditos revolventes, muy superior a los 1,095 millones de pesos observados en 2014 y fuera del rango de las métricas de deuda para la categoría de las AAs.

Además el mayor financiamiento de corto plazo señala las presiones de liquidez que enfrenta el estado en materia de gasto educativo y fondeo de pensiones y jubilaciones. HR Ratings El más reciente empujó a la baja y que confirma el pésimo manejo de las finanzas públicas llegó vía HR Ratings que bajó la calificación del Estado debido al deterioro de las principales métricas deuda pública.

Por lo que degradó la calificación de Baja California a HR A- (negativo) desde HR A. De acuerdo con la firma crediticia existen afectaciones en las métricas de deuda de la entidad, además de que registró un déficit en su balance: Asimismo, Baja California continúa con el uso del financiamiento a corto plazo y un excesivo aumento en gasto corriente.

De tal manera, ¨la revisión a la baja se debe al deterioro de las principales métricas de deuda del Estado en comparación con lo esperado por HR Ratings. Al cierre de 2016, la Entidad registró un déficit en su Balance Primario (BP) equivalente a 4.6% de los Ingresos Totales (IT), mientras que en 2015 el déficit fue por 3.1% de los ingresos del periodo. Para 2017 será de 2.5 por ciento.