EN CALLES DE INDIA INCINERAN  A PERSONAS MUERTAS POR COVID 19. Emergencia. Video

EN CALLES DE INDIA INCINERAN A PERSONAS MUERTAS POR COVID 19. Emergencia. Video

27 de abril de 2021/

La India está viviendo sus peores momentos desde que empezó la pandemia de coronavirus, con una situación a la que cuesta encontrar precedentes en otras partes del mundo. Una segunda ola fuera de control, con el país batiendo día a día sus propios récords de contagios y muertes, está dejando unas imágenes dramáticas: los crematorios no dan abasto y los cadáveres se acumulan a sus puertas, mientras se improvisan piras funerarias en plena calle.

La nación asiática lleva ya días en el centro de la actualidad internacional por el aumento exponencial de casos: este lunes se registraron 352.991 nuevos contagios y 2.812 muertes, pese a que hay un consenso en que los datos reales multiplicarían por varios números esa cifra. Esta avalancha de infecciones ha provocado el derrumbe del sistema sanitario: no hay hueco en los hospitales para los nuevos enfermos, y los centros ya no tienen oxígeno. El caso es tal que las propias autoridades han admitido que, aunque vaya habiendo un nuevo suministro de bombonas, no saben cómo hacer para repartirlas por todos los sitios en que se necesitan.

La consecuencia de todo ello ha sido el colapso también de las funerarias. Un ejemplo es el de estas imágenes, del crematorio de Shubhashnagar en Bhopal, la capital del Estado de Madhya Pradesh, en el centro de la India. Sus instalaciones están llenas, y a sus puertas hay una fila de cuerpos, a los que sanitarios y familiares están sumando otros que van haciendo llegar en camillas. Además, se han instalado en plena calle decenas de piras funerarias para tratar de acelerar las incineraciones.

El vídeo ha sido publicado en sus redes sociales por el doctor Navjot Singh Dahiya, vicepresidente de la Asociación Médica India, que ya había comunicado en el que advertía de que los efectos del coronavirus son visibles “en los cadáveres amontonándose en los crematorios y las colas de ambulancias ante las puertas de los hospitales en prácticamente cada ciudad del país”. En ese escrito clamó contra los actos multitudinarios que ha alentado el presidente del país, cuando los médicos están tratando, con gran dificultad, de hacer entender a la población la necesidad de cumplir las normas contra la Covid.

La explosión de casos en la India se debe a dos factores. El primero de ellos es que en febrero y marzo la pandemia parecía controlada y se celebraron enormes reuniones de personas, tanto políticas ante la cercanía de elecciones regionales, como religiosas, con casos como el de un festival con 25 millones de asistentes. Además, en la India se está imponiendo una mutación del virus que, como ya ha sucedido en otros puntos del globo, es más contagiosa y mortífera.