RECUPERA GOBIERNO ESTATAL ESTACIONAMIENTO DE PLAZA FIANCIERA

0
586

AFN

TIJUANA BC 5 DE ENERO DE 2020 (AFN).– El gobierno estatal recuperó el control del estacionamiento de la Plaza Financiera en la Zona Río, que fue entregado por gobiernos panistas a particulares cercanos a la administración hace aproximadamente 20 años, y que era operado por Parket, una empresa dedicada al manejo del espacio.Resultado de imagen para ESTACIONAMIENTO DE PLAZA FINANCIERA DE TIJUANA

La entrega por la vía de comodato se concretó en tiempos del gobernador interino Alejandro González Alcocer (quien asumió el cargo a la muerte del Jefe del Ejecutivo Héctor Terán Terán) al Patronato del Hospital General de la ciudad, encabezado por la esposa de Andrés Chavarín, un hombre cercano al gobernante, presumiblemente compadre suyo.

La decisión de gobierno generó entonces la protesta airada de locatarios de dicha plaza, quienes reclamaron inútilmente el derecho que, argumentaron, les asistía de disponer del espacio porque en su momento les había sido entregado como área de uso común. Finalmente tuvieron que pagar una tarifa para tener ellos mismos acceso a sus negocios, y cubrir un costo por el espacio para sus clientes.

Un restaurante de mariscos cerró sus puertas poco tiempo después del incidente. Su espacio fue ocupado por una empresa de telefonía celular.

La recuperación de dicho espacio fue ejecutada por personal de la Promotora del Desarrollo Urbano de Tijuana, PRODUTSA, paraestatal que tuvo a su cargo la comercialización de la primera etapa de la zona rio, ganada al cauce mediante un proyecto de urbanización emprendido a mediados de los años setenta.

La empresa actualmente está en proceso de liquidación por parte del Instituto de la Vivienda del Estado por decisión de la anterior administración estatal encabezada por el panista Francisco Vega de Lamadrid, mientras avanza la investigación de parte del gobierno de Jaime Bonilla Valdez por probables actos de corrupción.

Públicamente se dijo en su momento, como justificación, que el recurso generado sería destinado al Patronato del Hospital General y la Cruz Roja de Tijuana.

Tras un momento de tensión durante el encuentro con representantes de PRODUTSA, personal de la empresa Parket desalojó apresuradamente los equipos electrónicos de control de acceso al estacionamiento, así como de la pequeña oficina administrativa ubicada en el citado espacio, donde además había instalado máquinas para el pago automatizado.

La paraestatal colocó de inmediato lonas para informar a los usuarios, sobre un “proceso de organización para la rehabilitación del inmueble. Estacionamiento por cooperación temporal”, mientras personal de la institución cobraba mediante la emisión de recibos simples y explicaba a los usuarios la nueva mecánica y el cambio de administración, y otros repintaban los límites de los cajones de estacionamiento.

Empleados de los negocios establecidos se acercaron preocupados a preguntar sobre la situación en que quedarían quienes estaban en calidad de abonados pagando cantidades de entre 600 y 800 pesos mensuales. Una llorosa mujer incluso les dijo que el cobro obligatorio afectaba seriamente su salario pero no tenía forma de dejar su vehículo en área protegida mientras cumplía su jornada.

Entre otras quejas reportadas por los usuarios sobre el trato de la empresa operadora, señalaron que personal tanto de esta como de la Cruz Roja, se comunicaron con ellos para intentar un último cobro con los valores que les habían impuesto. Por lo menos un par hicieron el pago sin saber que la operación del estacionamiento ya estaba a cargo de Produtsa.

Por información recabada en el sitio con locatarios y usuarios, el estacionamiento, ubicado sobre bulevar Sánchez Taboada, cuenta con 205 cajones y se sabe hoy que aproximadamente 250 personas estaban registrados en calidad de abonados mensuales. Según el cálculo preliminar el estacionamiento genera aproximadamente 25 mil pesos diarios.

Plaza Financiera ha sido materia de controversia en los últimos años por conflicto en torno al uso de los espacios que según el proyecto original de urbanización, quedaron asignados como áreas públicas, que con el paso de los años fueron entregadas en comodato, concesionadas o vendidas, generando malestar entre los primeros compradores.

Del lado contrario al estacionamiento recuperado por Produtsa, con salida y entrada por Paseo de Los Héroes y frente a Plaza Rio Tijuana, un estacionamiento más amplio ha corrido suerte similar, y más recientemente, un corredor de varios miles de metros con entrada por avenida Erasmo Castellanos, fue vendido a la empresaria Fernanda Padilla, hermana del ex diputado local Bernardo Padilla.

En agosto de 2018, el Cabildo del ayuntamiento encabezado por el panista Juan Manuel Gastélum Buenrostro, aprobó la “recuperación” del “Andador Centenario”, un proyecto impulsado por la regidora Ivette Casillas, presidenta de la Comisión de Turismo, Comercio y Ciudades Hermanas y hoy titular de Turismo en el Estado.

La entonces regidora informó que el ayuntamiento había finiquitado una concesión que fue otorgada a particulares a lo largo de 10 años, y recuperaría su vocación pública, para la promoción de oferta gastronómica, cultural y el esparcimiento de los tijuanenses, sin embargo nada dijo de la venta del andador a la empresaria.

El plan incluía la aprobación de presupuesto municipal con ese fin, en el ejercicio fiscal 2019, y el andador se convertiría en el foro sustituto para las actividades que antes se llevaban a cabo en la avenida Revolución..

VENDE GOBIERNO DE “KIKO” VEGA ESTACIONAMIENTO DE PLAZA FINANCIERA A HERMANA DE EX DIPUTADO  BERNARDO PADILLA.

SERGICIO ANZURESAJEDREZ POLÍTICO/

En abonos, módicas 36 mensualidades, el gobierno del Estado, a través de la Promotora del Desarrollo Urbano de Tijuana, vendió el estacionamiento de Plaza Financiera en Paseo de Los Héroes (frente a Plaza Río), en 85 millones 151 mil 030 pesos; un predio donado en 1959 (tenía 57 años) por decreto presidencial a la Junta Federal de Mejoras Materiales de Tijuana para ejecutar las obras de canalización del Río Tijuana.
El 30 de noviembre de 2017 quedó registrado ante la Notaría Pública número 2 de Tecate, del entonces secretario de Seguridad Pública del Estado, Gerardo Sosa Olachea, el contrato de compra-venta por 85 millones 151 mil 030 pesos, del estacionamiento de Plaza Financiera entre la compradora, María Fernanda Padilla Muñoz, y el vendedor, Promotora del Desarrollo Urbano de Tijuana, que pertenece al gobierno del Estado.
La compradora María Fernanda Padilla Muñoz, es hermana del diputado local priísta, Bernardo Padilla Muñoz, quien ha sido un crítico constante del endeudamiento del gobierno del Estado y de la implementación de las APPs ( Asociaciones Públicas Privadas).
El primer pago fue de 5 millones de pesos el 22 de noviembre de 2017 (ocho días antes del contrato de compra-venta), y el segundo pago fue de 13 millones de pesos a la firma de ese instrumento ante notario público, 30 de noviembre del 2017.
Ambos pagos que sumaban 18 millones de pesos, fue mediante transferencia electrónica. Los 67 millones 151 mil 100 pesos restantes, son pagados en módicas 36 mensualidades que incluyen un interés por financiamiento del seis por ciento por saldos insolutos, obligándose además a pagar un interés del tres por ciento mensual en caso que la compradora incurra en incumplimiento.
Los pagos quedaron establecidos en una tabla de amortización.
La primer mensualidad fue de un millón 707 mil 111. 05 pesos, con un interés financiero de 335 mil 755.50 pesos, el 10 de diciembre del 2017.
Al día de hoy debe llevar pagadas 17 mensualidades; le restan 19 mensualidades, revelan documentos en poder de AJEDREZ POLÍTICO.
El terreno ubicado frente a Plaza Río, es el Lote 39, estacionamiento número 1, manzana 68, Zona Río Tijuana, con una superficie de 5 mil 620.530 m2.
Medidas y colindancias: Norte 49.94 metros con Paseo de Los Héroes; Sur 49.92 metros con Andador 1; 111.19 metros con banqueta jardinada y Oeste 114.15 metros con banqueta jardinada.
Fue el director de Promotora del Desarrollo Urbano (antes Produtsa), Urbano Chávez Colecio, quien firmó la venta de ese terreno, como aparece en las copias de los documentos en poder de AJEDREZ POLÍTICO como el del Registro Público de la Propiedad.
Los vecinos (dueños de inmuebles y empresas que los rentan), se encuentran molestos por esa venta, porque ahí tienen problemas de estacionamiento y les han avisado que se construirá un edificio de más de diez pisos.
Ese predio fue donado por Decreto Presidencial el 13 de noviembre de 1959 y publicado en el Diario Oficial de la Federación el 3 de marzo de 1960, a la Junta Federal de Mejoras Materiales de Tijuana, Baja California, a quien autorizó ejecutar las obras de canalización del Río Tijuana.