¿Dónde está el dinero de los maestros?

0
651

Por Oscar Tafoya @oscartafoya

La falacias en el discurso de los empleados del gobierno del Estado continúan evidenciándose, ahora en el tema del pago a maestros jubilados y pensionados, ya que Kiko Vega ha dicho que la administración no tiene recursos para cubrir el compromiso, sin embargo, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público le ha transferido a septiembre de 2018 más de 8 mil millones de pesos para la Nómina Educativa y Gasto Operativo.

Lo peor del caso es que no es un recurso cualquiera, vienen del Ramo 33, los cuales están etiquetados, es decir, el Estado no puede hacer uso de esos recursos a diferencia, por ejemplo, de las Participaciones Federales.

¿Dónde está el dinero de los maestros? De tal manera, Kiko ha recibido 8 mil 349.5 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE) en el periodo enero-septiembre de 2018. Mientras tanto, en toda la administración de Francisco, los recursos que han llegado de 2014 a la fecha ascienden a 50 mil 546.8 millones de pesos ¿No hubo dinero? En estos temas tan delicados, tanto el poder ejecutivo y legislativo son muy claros, por lo que definimos para que debe destinarse este rubro para la educación, luego del manoseo estatal a los recursos de los ciudadanos en Baja California. FONE: El monto de este fondo se determina en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Estos recursos se deben destinar a prestar los servicios de educación inicial, básica incluyendo la indígena, especial, así como la normal y demás para la formación de maestros; prestar los servicios de formación, actualización, capacitación y superación profesional para los maestros de educación básica; así como el resto de atribuciones establecidas en el Artículo 13 de la Ley General de Educación.

Cabe recordar que hace uno días Kiko advirtió que no tenía dinero para cubrir el pago a maestros a fin de este mes de noviembre ni en diciembre, con lo que quiso hacerse la víctima y pedir recursos “extraordinarios” ante la situación, pero con los datos documentados por la SHCP, queda de manifiesto que el problema fue provocado por el mal manejo de recursos públicos. Incluso el delegado de la Secretaría de Educación Pública federal confirmó la entrega de las partidas en tiempo y forma para la administración de Francisco y ahora Hacienda lo reitera con las transferencias reportadas al mes de octubre.

Por último, tanto los diputados federales (los locales no por obvias razones) como en el Senado, deben trabajar para lograr que se esclarezca en que se ha gastado el recursos no solo de los maestros, también el de las Participaciones Federales.