DETECTAN, IRREGULARIDADES POR 60 MDP EN SECTOR SALUD-BAJA CALIFORNIA

0
1139

Por Oscar Tafoya @oscartafoya/MONITOR ECONOMICO DE BAJA CALIFORNIA/

Irregularidades por más de 60 millones de pesos en el Instituto de Servicios de Salud Pública del Estado de Baja California (ISESALUD), detectó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en los resultados de la Primera Entrega de las Cuentas Públicas del 2018, de la cual Monitor Económico cuenta con copia.

El gobierno del Estado de Baja California incurrió en malos manejos de recursos principalmente en el pago de Servicios Personales, del rubro de Adquisiciones, Control y Entrega de Bienes y Servicios, así como de la Ley de Coordinación Fiscal; de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios.

Entre los más relevante de la Auditoría fue que el gobierno de Baja California sigue manoteando con los recursos públicos que están etiquetados como son los correspondientes al Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA).

De tal manera, el órgano de fiscalización señaló que “la entidad federativa no dispone de un adecuado sistema de control interno que le permita identificar y atender los riesgos que limitan el cumplimiento de los objetivos del fondo, la observancia de su normativa y el manejo ordenado, eficiente y transparente de los recursos, lo que incidió en las irregularidades determinadas en la auditoría”.

“Se registraron igualmente incumplimientos en las obligaciones de transparencia sobre la gestión del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud, ya que la información reportada en el cuarto trimestre de 2018 a Nivel Financiero no es coincidente con el monto reflejado al 31 de diciembre de 2018 en los registros contables y presupuestales”, puntualizó la ASF. DESGLOSE DE IRREGULARIDADES DETECTADAS Ante lo anterior se enumeran los malos manejos detectados por la ASF:

1).- Se determinó un importe pendiente de pago (daño a la Hacienda Pública) por 44.2 millones de pesos de los cuales 31 millones de pesos corresponden a compromisos pendientes de pago y 13.2 millones de pesos a remanentes en la cuenta bancaria que en caso de no acreditar el pago en los objetivos del FASSA 2018 a más tardar el 31 de marzo de 2019, deberán ser reintegrados a la Tesorería de la Federación (TESOFE), en incumplimiento de la Ley de Coordinación Fiscal: artículos 29, y 49 de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, artículo 17.

2).- Se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un monto de 1.9 millones de pesos, más los rendimientos financieros generados desde su disposición hasta su reintegro a la TESOFE, por realizar pagos con recursos del FASSA a personal que no cumplió con los requisitos establecidos para el puesto desempeñado durante el ejercicio fiscal 2018, en incumplimiento Condiciones Generales de Trabajo de la Secretaría de Salud.

3).- Se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un monto de 42.6 millones de pesos, más los rendimientos financieros generados desde su disposición hasta su reintegro a la TESOFE, por realizar pagos con recursos del FASSA a un trabajador que causó baja, en incumplimiento de la Ley de Coordinación Fiscal, artículos 29 y 49; Condiciones Generales de Trabajo de la Secretaría de Salud, artículo 54.

4).- Se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un monto de 3.1 millones de pesos, más los rendimientos financieros generados desde su disposición hasta su reintegro a la TESOFE, por no haber reintegrado a la cuenta bancaria del fondo el importe de los cheques cancelados, en incumplimiento de la Ley de Coordinación Fiscal, artículos 29 y 49; de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, artículo 17.

5).- Se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un monto de 7 mil 911.44 pesos, más los rendimientos financieros generados desde su disposición hasta su reintegro a la TESOFE, por realizar pagos a un trabajador que no prestó sus servicios en su lugar de adscripción, sin que se proporcionara la información y documentación que permitiera acreditar su permanencia y por lo tanto haber devengado los sueldos pagados, en incumplimiento de la Ley de Coordinación Fiscal, artículos 29 y 49, primer párrafo; Condiciones Generales de Trabajo de la Secretaría de Salud, artículos 54 y 57.

6).- Se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un monto de 4 millones de pesos, más los rendimientos financieros generados desde su disposición hasta su reintegro a la TESOFE, por realizar pagos con recursos del FASSA a trabajadores que no contaron con los contratos de prestación de servicios, y pagos a trabajadores cuyos contratos presentaron diversas irregulares entre las que destacan; contratos sin firmas, contratos del ejercicio fiscal 2017, contratos con cargo a otros programas y falta documentación que ampare los contratos para cubrir incidencias, en incumplimiento de la Ley General de Contabilidad Gubernamental, artículos, 70 fracción I y 85, fracción V; de la Ley de Coordinación Fiscal, artículos 29 y 49; Ley Federal del Trabajo artículos 24 y 25.

7).- Se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un monto de 10.4 millones de pesos (diez millones cuatrocientos treinta y siete mil ochocientos treinta pesos 39/100 M.N.), más los rendimientos financieros generados desde su disposición hasta su reintegro a la TESOFE, por la falta de documentación comprobatoria y justificativa de las erogaciones y por no haber acreditado la recepción y entrega de los bienes adquiridos y la prestación de servicios pagados con recursos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud 2018, en incumplimiento de la Ley General de Contabilidad Gubernamental, artículos 42 y 43; del Código Fiscal de la Federación, artículo 29. (Cabe mencionar que las cifras fueron redondeadas)