«DESASEO» EN CIFRAS DE EMPLEO DE SECRETARÍA DE ECONOMÍA. El IMSS tiene otros datos

0
208

Por Oscar Tafoya @oscartafoya/MONITOR ECONOMICO DE B.C.

La crisis sanitaria por la pandemia del COVID-19, que estalló en Baja California en abril, provocó que cerrarán cerca de 4 mil empresas, de acuerdo con las cifras que dio a conocer el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En ese sentido, de abril a septiembre, último reporte del IMSS, se dieron de baja 3 mil 994 negocios en el estado, reflejando la crítica situación que atraviesan los bajacalifornianos quienes no han visto un gobierno solidario con la situación actual, al contrario, tienen una autoridad con una política recaudatoria.

Además, los datos del IMSS descobijan el desaseo en el manejo de los indicadores por parte de la Secretaría de Economía a cargo de Mario Escobedo, quien hoy dijo en un boletín que crecieron las empresas durante la pandemia.

En el comunicado, Escobedo dijo que hay confianza de inversionistas aún en la pandemia por COVID-19.

Según Mario, «superando los retos que ha impuesto la situación sanitaria y considerando la paulatina reactivación de las actividades económicas, hemos visto que las empresas siguen creciendo, encontrando las oportunidades que brinda el personal calificado, la infraestructura y un entorno estable, para seguir atendiendo los mercados».

Sin embargo, la realidad de las cifras indican lo contrario, como documenta el IMSS en cuanto la baja de empresas y sobre las inversiones, la Secretaría de Economía federal también descobija a Escobedo al reportar desinversiones millonarias durante este 2020.

De tal manera, el Registro Nacional de Inversiones Extranjeras reporta que en Baja California se dieron desinversiones por 127.6 millones de dólares en el primer semestre de 2020, pero de agregarse los datos desde que Jaime Bonilla asumió la gubernatura en noviembre, la fuga de capitales crece a 267.3 millones de dólares.