LOS GELES ANTIBACTERIASLES PROHIBIDOS EN EE.UU. Y QUE SE VENDEN EN MÉXICO

0
117

CIUDAD DE MÉXICO, 09 septiembre 2020/

Según información de la agencia Bloomberg, en México circula gel antibacterial considerado como tóxico y que ya fueron prohibidos en Estados Unidos. La agencia comenta que se trata de gel antibacterial para manos que causa preocupación entre los expertos de salud pues el uso constante podría causar envenenamien

Los geles antibacteriales que fueron prohibidos en Estados Unidos todavía circulan ampliamente en México, lo que genera preocupación entre los expertos en salud de que decenas de personas pueden envenenarse lentamente al untarlo en sus manos continuamente.Algunas marcas que realizan productos como geles antibacteriales fueron identificadas por tener elementos tóxicos.

Cuatro personas murieron en Estados Unidos y tres personas perdieron parcialmente la vista este año después de beber los productos, lo que provocó una campaña de prueba por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense, que encontró metanol en las importaciones mexicanas.

A 37 empresas mexicanas se les prohibió exportar sus desinfectantes para manos a EU y casi la mitad de ellas retiró voluntariamente su producto, pero solo en este país.

Una visita reciente a una farmacia de la Ciudad de México encontró al menos cinco productos que la FDA encontró que contenían metanol y el sitio web de Amazon todavía ofrece seis geles de un proveedor de la ‘lista negra’.

El metanol es un alcohol tóxico que se encuentra comúnmente en productos químicos industriales, desde limpiadores hasta anticongelantes y algunos combustibles.

“Puede causar daños graves a los órganos del cuerpo si una persona lo ingiere, lo inhala o se lo pone en contacto con la piel”, según el Methanol Institute, un grupo comercial con sede en EU.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) no ha emitido comunicación al respecto, incluso cuando los antibacteriales se han vuelto omnipresentes durante la pandemia de coronavirus.

Las tiendas pronto se quedaron sin la alternativa de lavarse las manos y los fabricantes de todo el mundo se apresuraron a aumentar la producción para hacer frente al aumento de la demanda.

Pero en México, la supervisión de la fabricación es laxa y Cofepris no tiene suficiente personal o presupuesto para probar productos higiénicos como desinfectantes para manos, afirmó Xavier Tello, analista de políticas de salud de Strategic Consulting en la Ciudad de México.

“No es un problema menor. ¿Cuánto gel se vierten las personas a diario en las manos?” , puntualizó

La Cofepris emitió una alerta pública advirtiendo a los consumidores que tuvieran cuidado con los geles de fuentes desconocidas.

No está claro si alguien se enfermó o murió debido a la exposición en México, ya sea por beber la sustancia o por contacto continuo con la piel. A principios de este año, 42 personas murieron en Jalisco por consumir bebidas alcohólicas que contenían metanol.

“Los consumidores son constantemente engañados”, indicó Francisco Rosete, jefe del grupo de defensa del consumidor ProConsumidores AC. “Hacerlo en el contexto de una pandemia es aún más preocupante”.

De los 137 desinfectantes para manos que prohibió la FDA, 33 pertenecen a una empresa con sede en el Estado de México llamada 4E Global SAPI.

Las autoridades estadounidenses encontraron metanol en dos productos probados y ampliaron las recomendaciones de retirada al resto de la línea de productos porque probablemente se fabricaron en la misma instalación.

Varios intentos de comunicarse con 4E Global a través de correos electrónicos y llamadas no tuvieron éxito. La Cofepris y la Secretaría de Salud tampoco respondieron a las solicitudes de comentarios, ni Amazon.

“Se encontró que algunas de nuestras series de desinfectantes de manos Blumen contienen metanol”, dice el sitio web de la compañía en EU. “Por precaución, decidimos retirar todos los lotes debido a una posible contaminación”.

El sitio web de la compañía en español no menciona el metanol ni retira del mercado.

Con la asistencia de Anna Edney