“CORTARÁN CABEZAS” EN EL IMSS. Hemoser, Centrum e Impromed,empresas involucradas

0
56

CIUDAD DE MÉXICO/13 octubre 2020/ DARIO CELIS, COLUMNA LA CUARTA TRANSFORMACIÓN/ EL FINANCIERO/

Resulta que hay mucho nerviosismo dentro del Instituto Mexicano del Seguro Social, que dirige el chiapaneco Zoé Robledo, por las investigaciones que se llevan a cabo.

Le refería hace un par de días que son pesquisas de la Fiscalía General de la República, de Alejandro Gertz Manero, y de la Secretaría de la Función Pública, que comanda Irma Eréndira Sandoval.Cofece sanciona prácticas monopólicas absolutas de laboratorios contratados  por el IMSS | Expediente Ultra

Se indaga la desaseada licitación pública electrónica internacional para la contratación del servicio médico integral de estudios de laboratorio clínico de todos los hospitales de la dependencia.

Las razones no son menores: se trataría de un quebranto para el estado mexicano de más de 800 millones de pesos por la contratación de un servicio que ha sido cumplido en apenas un 20%.

A tan solo cuatro meses de haber iniciado, presenta graves deficiencias que pueden poner en riesgo la vida de los pacientes. Por este caso ya empezaron a rodar cabezas.

La primera fue la del titular de la Unidad de Infraestructura y Adquisiciones del IMSS, Ulises Morales, seguido de Juan Pablo Villa, coordinador de Planeación e Infraestructura Médica.

Y seguirán más renuncias en el área de adquisiciones del IMSS por las graves inconsistencias en este procedimiento de contracción, que hoy tiene en jaque a los servicios de laboratorio.

Se sabe que en la FGR se judicializó la carpeta de investigación FED/SEIDF/UNAI-CDMX/0000508/2020 y, en una primera fase, se iniciará proceso penal en contra de dos altos funcionarios del IMSS.

Mientras tanto, en la Función Pública, la inconformidad está ya en periodo de alegatos y en breve se emitirá el fallo que iría en contra de las empresas adjudicadas en abril, léase Hemoser, Centrum e Impromed.

Asimismo, las quejas presentadas en contra de los servidores públicos empezarán a rendir frutos, ya que los sabuesos de Irma Eréndira preparan las sanciones correspondientes.

Tras haber ganado un negocio por más de 7 mil millones de pesos las empresas de Ignacio HigaderaFernando Chaín y Valentín Campos no han puesto en marcha los equipos y sistemas de laboratorio.

Hay equipos de prueba desconfigurados que arrojan resultados de pruebas que salen con códigos de barra que confunden nombres de pacientes y que no pueden ser leídos por los sistemas de cómputo.

El enojo entre los médicos del IMSS es mayor, ya que no están dispuestos a cargar con la responsabilidad de los estudios de laboratorio deficientes, con información errónea y nombres cambiados.

Al final pueden poner en riesgo la vida de miles de derechohabientes.