SIGUE SAN DIEGO, CALIFORNIA, EN PUNTUACIÓN ROJA POR COVID 19

SIGUE SAN DIEGO, CALIFORNIA, EN PUNTUACIÓN ROJA POR COVID 19

El número de pruebas vuelve a evitar que la región caiga al nivel más restrictivo

Una vez más esta semana, el condado de San Diego registró una tasa de casos de COVID-19 lo suficientemente alta como para evitar el proceso de dos semanas para caer al nivel más restrictivo del sistema de reapertura del estado. Y una vez más, el número de pruebas realizadas lo salvaron.La enfermera Jude Allen recupera un hisopo nasal de un paciente después de una prueba de COVID-19

La tasa de casos en San Diego fue de 7.4 casos por cada 100 mil residentes en el informe semanal de evaluación de nivel del Departamento de Salud Pública de California, publicado el martes a mediodía. Eso es cuatro décimas partes de un caso sobre el límite de 7, una puntuación que, si hubiera continuado por segunda semana consecutiva, habría causado que San Diego cayera del nivel rojo al púrpura. Tal caída obligaría a los restaurantes, lugares de culto y otros tipos de empresas a dejar de utilizar el 25 por ciento del espacio interior que se les permite actualmente.

Pero San Diego volvió a mantener su nivel rojo debido a una tasa de pruebas de coronavirus local de 309 pruebas realizadas por cada 100 mil residentes, significativamente más alta que la media estatal de 239. Al superar esa marca, el condado de San Diego logró un ajuste del 12 por ciento en la tasa de casos sin resolver, pasando de una puntuación púrpura de 7.4 a una puntuación roja de 6.5.

Este ha sido el patrón durante varias semanas seguidas en las que las pruebas han puesto en rojo las puntuaciones púrpuras.

Si no hubiera habido un ajuste de las pruebas esta semana, no habría significado un cambio inmediato para los negocios locales. Los condados solo caen un nivel si tienen dos puntuaciones consecutivas de fuera de límites en semanas consecutivas.

El estado también considera la tasa de positividad de las pruebas, el porcentaje de pruebas realizadas que dan positivo, en sus evaluaciones de nivel. Aunque su índice de casos ha sido lo suficientemente alto como para arriesgar que la región caiga al nivel púrpura, el índice de casos locales también ha sido consistentemente muy inferior al 5 por ciento. Todo lo que esté por debajo de esa marca permite a un condado pasar al siguiente nivel menos restrictivo, con un código de color naranja, lo que aumenta los límites de uso del espacio interior del 25 al 50 por ciento.

Aunque el índice de positividad general de San Diego aumentó en el informe de esta semana, subiendo ligeramente del 3.3 por ciento al 3.5 por ciento, sigue estando muy por debajo del límite del 4.9 por ciento para el nivel naranja.

El estado ahora también calcula una tasa de positividad separada para las regiones de cada condado que se considera que tienen el acceso menos equitativo a los recursos necesarios para vivir una vida saludable. En San Diego, estas regiones tienen un índice de positividad del 5.1 por ciento, algo menor que la puntuación de la semana pasada del 5.5 por ciento.

 

Pero nunca es tan simple con el cada vez más complicado sistema de clasificación de riesgos de COVID del estado.

El Departamento de Salud Pública de Californi (CDPH) ahora también calcula una tasa de positividad especial de equidad de salud para las áreas de cada condado que se considera que tienen el acceso menos equitativo a los recursos necesarios para una vida saludable. Cuando esta puntuación de equidad se introdujo por primera vez, las puntuaciones de equidad tendrían que cumplir con las puntuaciones del siguiente nivel más alto antes de que un condado pudiera subir al siguiente nivel menos restrictivo.

Con el nivel naranja requiriendo puntajes menores al 5 por ciento, parecería que el puntaje de equidad de salud de San Diego del 5.1 por ciento lo mantendría en el nivel rojo nuevamente esta semana. Sin embargo, ese resultado le valió a la región una etiqueta de nivel naranja esta semana, y parece que el estado ha cambiado la forma en que evalúa el desempeño en las áreas de equidad en salud.

CDHP no respondió inmediatamente a una solicitud de más información sobre cómo han cambiado las evaluaciones de la puntuación de equidad, aunque la organización dijo en un correo electrónico a la 1:30 p.m. que está trabajando en una respuesta.

Comprender el valor de nivel específico para la equidad en salud en San Diego seguirá siendo un ejercicio académico mientras las tasas de casos de la región continúen yendo en la dirección equivocada. Ambas puntuaciones deben cumplir los requisitos del nivel naranja durante dos semanas consecutivas para que la región pase del rojo al naranja.