LADRÓN AGREDE AL FOTÓGRAFO, JOSÉ LUIS CAMARILLO.A punto estuvo de ser asesinado

0
296

TIJUANA,BAJA CALIFORNIA,26 0ctubre 2020/

 Lo que inició como un robo a casa habitación estuvo cerca de terminar en asesinato, luego de que la madrugada de este lunes un hombre ingresara por la fuerza a la vivienda del fotoperiodista tijuanense, José Luis Camarillo, a quien le dispararon pero logró salir ileso en la colonia Mariano Matamoros de la ciudad de Tijuana.

A través de un video el fotoperiodista narró los hechos ocurridos esta madrugada.  Detalló que se trataba de una persona enmascarada la que ingreso a su casa y lo amenazó con matarlo si no le entregaba “el dinero”.

Mencionó que el ladrón llegó hasta el cuarto donde se encontraba dormido y en la búsqueda de dinero reviso cajones y movió muebles.

“Yo estaba acostado en este lugar cuando en la mañana sentí una pistola en mi cabeza, el sujeto me empezó a decir, el dinero, el dinero, el dinero; yo le respondí que no tenía dinero”, narró.

José Luis Camarillo comentó que el hombre lo puso boca abajo, le amarró las manos y los pies con un cinturón, sin embargo logró desatarse las manos y en medio de la oscuridad se abalanzó contra el ladrón y lo golpeó con un pedazo de madera.

“El hombre me disparó a quemarropa en la cabeza y el balazo impactó la pared de mi habitación; de nueva cuenta el hombre me disparó en tres ocasiones, se le encasquillo el arma y con estos pedazos de madera lo golpeé y el sujeto huyó”, expresó.

Tras agredir al ladrón, Camarillo subió por las escaleras hasta la parte alta de su casa en la que se encuentra una obra negra y salió por una de las ventanas desde donde pidió auxilio a sus vecinos.

“Brinque a las casas de mis vecinos, arrojé bloques para que se despertaran y anduve por los techos de estas casas hasta que mis vecinos llamaron a la policía”, indicó.

Hasta el momento la Policía Municipal de Tijuana o la Fiscalía General del Estado (FGE) han emitido alguna postura oficial sobre la agresión al fotoperiodista, pero se dio a conocer que ya existe una denuncia formal. REDACCIÓN RADAR DE MEXICALI