ESTADOS UNIDOS PODRÍA INTERVENIR MILITARMENTE EN VENEZUELA,Trump deja abierta esta posibilidad

Donal Trump, justo antes de presidir la reunión, a su entrada en el palacio de cristal de la Primera Avenida, arremetió contra el régimen venezolano de Nicolás Maduro, dejando abierta la puerta a una intervención militar en el país.

0
750

PERIÓDICO EL PAÍS DE ESPAÑA/PABLO GUIMÓ

NUEVA YORK,E.U. 26 SEPTIEMBRE 2018/

La segunda mañana del plenario anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que se celebra estos días en Nueva York, ha deparado duros ataques del presidente estadounidense, Donald Trump, contra China y Venezuela. Durante la reunión del Consejo de Seguridad sobre no proliferación, el anfitrión volvió a acusar a China, país con poder de veto en el órgano que vela por la paz y la seguridad mundial, de tratar de interferir en las elecciones legislativas de noviembre en Estados Unidos para perjudicarle por su pulso comercial. Y justo antes de presidir la reunión, a su entrada en el palacio de cristal de la Primera Avenida, arremetió contra el régimen venezolano de Nicolás Maduro, dejando abierta la puerta a una intervención militar en el país.Resultado de imagen para TRUMP EN LA ONU

Trump ha advertido de que “todas las opciones están sobre la mesa” con respecto al régimen de Nicolás Maduro. “Todas ellas. Las fuertes y las menos fuertes. Todas las opciones, y ya sabéis lo que quiero decir por fuertes”, ha afirmado Trump en declaraciones a la prensa a su llegada.

El presidente estadounidense, sin embargo, abrió también la puerta a una posible reunión con el presidente venezolano, que tenía previsto intervenir esta misma jornada ante el plenario de la Asamblea General. “Si está aquí, si se quiere reunir… No lo había pensado, no estaba en mis planes. Pero si puedo ayudar a la gente, para eso estoy aquí”, señaló sobre un posible encuentro con su homólogo.Resultado de imagen para TRUMP EN LA ONU

Las declaraciones del presidente estadounidense se producen pocas horas antes de que, este mediodía (hora local), un grupo de cinco países latinoamericanos (Argentina, Colombia, Chile, Paraguay y Perú) remita una carta a la Corte Penal Internacional para solicitar que se inicie una investigación por supuestos crímenes contra la humanidad del régimen de Nicolás Maduro

Canadá se ha sumado este miércoles por la mañana al grupo de cinco países firmantes de la carta. “La situación en Venezuela es catastrófica”, ha dicho Justin Trudeau, primer ministro de Canadá. “Se vive una crisis humanitaria en un país que era de los más exitosos y prósperos. Afecta a millones de personas, no solo en su país, y es una crisis que va a peor. Canadá va a usar todos los instrumentos a su disposición para ayudar al pueblo de Venezuela, incluida la vía de la Corte Penal Internacional”.

La entrega de la carta, en la que se refiere el caso a la fiscalía del Tribunal de La Haya, que es la que tiene competencia para iniciar una investigación, constituye una iniciativa sin precedentes. Se apoya en dos informes elaborados por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU y la Organización de Estados Americanos (OEA). El presidente peruano, Martín Vizcarra, afirmó que las “graves violaciones de los derechos humanos” que se están cometiendo en Venezuela justifican que se active este mecanismo de denuncia previsto por el Tribunal de La Haya.

Trudeau ha negado que vaya a reunirse con el presidente Maduro, que llega este miércoles a las Naciones Unidas. “No tengo planes de reunirme con él, pero la crisis venezolana es una preocupación significativa para nosotros. No es una crisis política sino humanitaria, y no solo afecta a Venezuela sino también a los países vecinos. Seguiremos estando ahí para apoyar y dejaremos claro que esto es un fracaso de liderazgo del Gobierno de Maduro y de él personalmente”.

El presidente Trump ya se había referido el martes, en su discurso ante la Asamblea General, a la “tragedia humana” que atraviesa el país sudamericano ante el éxodo masivo de venezolanos que huyen de la crisis política y económica. “No hace mucho tiempo Venezuela era uno de los países más ricos de la tierra. Hoy, el socialismo ha llevado a la bancarrota a este país rico en petróleo y ha empujado a su población a una pobreza abyecta”, lamentó. Asimismo, abogó por “restaurar la democracia” en el país.

También el martes, el Departamento del Tesoro anunció un nuevo paquete de sanciones contra el círculo más estrecho del presidente Maduro. La lista de los afectados está compuesta por la primera dama, Cilia Flores, el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y el ministro de Información, Jorge Rodríguez. Los activos de esas personas en territorio estadounidense han quedado congelados.

A continuación, en su encuentro con el presidente colombiano, Iván Duque, Trump volvió a referirse a Venezuela para señalar que, en su opinión, “se trata de un régimen que francamente podría ser derrocado muy fácilmente por los militares, si los militares se deciden a hacerlo”.

El Ministerio de Exteriores venezolano ha condenado en un comunicado las “declaraciones belicistas e injerencistas” de Trump “orientadas a promover una insurrección militar”. En opinión de Caracas, las palabras del mandatario estadounidense “evidencian la política de cambio de régimen que promueve su Gobierno con la participación de algunos gobiernos latinoamericanos”.

“Estas declaraciones no representan un elemento aislado, dado que emergen en un contexto de sucesivas amenazas de intervención militar en Venezuela y bajo el incremento de la presencia militar estadounidense en la región, tendentes a crear un conflicto regional de proporciones insospechadas”, ha denunciado el departamento que encabeza Julio Arreaza.