DERRUMBADA LA OCUPACION HOTELERA EN BAJA CALIFORNIA

0
618

Por Luis Levar/MONITOR ECONOMICO DE BC

MEXICALI, BAJA CALIFORNIA, 31 JULIO 2018/La ocupación hotelera de las plazas de Baja California se desplomó durante el primer semestre de 2018, con lo que la economía estatal sumó otro indicador negativo que retrata ya un escenario grave, de acuerdo con las cifras de DATA TOUR de la Secretaría de Turismo federal.

En ese sentido, de enero a junio del presente año todas las plazas encuestadas tuvieron registros negativos, siendo el más afectado Mexicali, que cayó 8.73 por ciento, pasando la ciudad por un periodo crítico no visto prácticamente desde la recesión del 2008.

A la capital de Baja California le siguieron San Felipe y Playas de Rosarito con contracciones de 5.29 por ciento y 5.01 por ciento, respectivamente. Mientras que Tijuana y Tecate reportaron decrementos de 4.83 por ciento y 1.39 por ciento. Por otra parte, en el caso de Tecate, Rosarito y San Felipe, se ubican entre las 15 plazas con menor ocupación hotelera del país, acentuándose la crisis de estas ciudades en el primer semestre.

Cabe mencionar que Ensenada no figura en la encuesta pero a partir de sus pobres indicadores de empleo y la disminución en el flujo de cruceros, el Centro de Estudios Económicos de Baja California estima que también registró una contracción.

Ya que se tocó el tema, durante los primeros cinco meses de 2018 el arribo de visitantes en cruceros a Ensenada continuó en picada, mostrando la menor cifra de los últimos tres años, de acuerdo con cifras de la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

La información oficial indica que en el lapso enero-mayo llegaron al puerto 2 mil 460 cruceristas, la menor cifra desde el 2016 cuando se ubicó en 2 mil 567. Cabe mencionar que el arribo de visitantes a Ensenada continúa viéndose afectado por la inseguridad y la limitada oferta de esparcimiento para los cruceristas. Además, otra dato relevante es que los cruceristas gastan mucho menos.

En ese sentido, el gasto promedio de los cruceritas es de 60.47 dólares, la cantidad mucho menor al compararse con los que se erogaba hace ocho años para un mes de mayo, es decir, en 2011 desembolsan 90.17 dólares.