CULTURA LABORAL: Cuando los jefes de una empresa se sienten ignorados por los empleados

0
31

FEBRERO 2021/

 

Características de la cultura laboral

Las características más importantes de la cultura laboral son:

  • El reconocimiento laboral: Los jefes son como los padres en los lugares de trabajo. Suena demasiado dramático al principio, pero piensa en ello y se hará más que evidente. ¿A quién se dirige un empleado para preguntar algo? A un buen jefe. ¿A quién se dirige un empleado cuando necesita recibir apoyo? Una vez más, a un jefe. ¿A quién intenta impresionar un empleado con su arduo trabajo y dedicación? ¡Ya sabes la respuesta!

    Cuando los gerentes y supervisores no notan este hecho, es cuando el compromiso de los trabajadores se viene abajo. Es en este momento cuando existe mayor insatisfacción de parte de los empleados, se sienten ignorados y no reconocidos,  esto comúnmente lleva a que los empleados se sientan desmotivados al momento de hacer su trabajo. Junto con la motivación, cae igualmente la satisfacción de los clientes,  y como consecuencia, se obtienen menos leads y menos ventas. Una mala cultura en tu lugar de trabajo puede ser factor para desbaratar a tu organización desde dentro.

  • Ganar desde adentro: Si mantienes a tus empleados motivados en su trabajo puedes cambiar todo (de manera positiva). Puedes ganar dentro de tu organización, e incluso puedes hacerlo sin gastar un centavo.

Los clientes no dependen del jefe o del CEO de un negocio,  dependen de que los empleados ofrezcan un excelente servicio. Ellos son con los que están en constante contacto. Así que empieza a trabajar en crear una excelente cultura laboral y define el éxito de tu organización.

Empleados felices y comprometidos para mejorar tu cultura laboral

Muchos de nosotros envidiamos la increíble cultura organizacional de empresas como Google y Netflix, pero nos estamos olvidando de un punto importante. La cultura no se trata de ser genial o de tener empleados felices. Se trata de reforzar lo que impulsa el éxito de la empresa y, posteriormente, ser capaz de adoptar la cultura (a veces un proceso a la vez) a medida que cambian los mercados y la dinámica interna.

Entre más felices estén tus empleados en su trabajo, mejores embajadores serán fuera de tu oficina cuando hablen sobre el lugar donde laboran. Por lo tanto, medir el compromiso de los empleados es muy importante.

Esto puede ser demasiado simple, pero cuando se trata de un cambio de cultura laboral, la mayoría de las personas se ven a sí mismas en uno de dos bandos: los planificadores o los experimentadores.

Los planificadores quieren saber hacia dónde se dirigen antes de comenzar a moverse. Se enfocan en objetivos, prioridades y contingencias.

Los experimentadores, por otro lado, pueden sentirse atados o limitados por el plan. Quieren probar cosas y aprender haciéndolo y son más felices simplemente “dejándose llevar”.

Como te puedes imaginar, estos dos bandos adoptan enfoques claramente diferentes para el cambio de cultura laboral. ¿Qué enfoque deberías adoptar? Sinceramente, es tu decisión. Ninguno de los dos enfoques tiene el monopolio de la forma más efectiva para hacer cambios organizacionales. Pero debes elegir cuidadosamente tu enfoque. Piensa en tu cultura y liderazgo existente, por ejemplo. Es muy posible que un enfoque sea más compatible que el otro.QUETIONPRO