BEDAQUILINA,UNICO MEDICAMENTO QUE SALVA DE LA TUBERCULOSIS

0
1633

Médicos Sin Fronteras alerta sobre el impacto que tiene esta enfermedad en la población mundial.

POR MÉDICOS SIN FRONTERAS

La tuberculosis farmacorresistente (TB-DR) es una amenaza creciente para la salud pública. Su diagnóstico es complejo. Pocas personas con TB-DR son diagnosticadas y comienzan un tratamiento. Los tratamientos estándar para la TB-DR pueden durar hasta dos años y pueden tener efectos secundarios graves, como sordera y psicosis; y además tienen bajas tasas de curación.Resultado de imagen para BEDAQUILINA

Un creciente cuerpo de evidencia muestra que los regímenes de tratamiento que contienen los medicamentos más nuevos para la TB-DR, la bedaquilina y la delamanida son mejores para los pacientes. Sin embargo, estos medicamentos siguen siendo inaccesibles para muchos, y pocos reciben alguno de los medicamentos.

En febrero, Médicos Sin Fronteras (MSF) respaldó la impugnación de una patente de un fármaco para la tuberculosis presentada en India por dos sobrevivientes a esta enfermedad. Esta impugnación pretende evitar que Johnson & Johnson (J&J) extienda su monopolio sobre la bedaquilina.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó recientemente la bedaquilina como parte central de un tratamiento totalmente oral para la TB-DR, y relegó los medicamentos que deben inyectarse y causan efectos secundarios graves a la última opción.

La ampliación de las recomendaciones de la OMS por países aumentará dramáticamente el número de personas que deben recibir este medicamento. Hasta noviembre de 2018, solo 28 mil 700 pacientes habían sido tratadas con bedaquilina en todo el mundo, casi el 70 por ciento de ellas lo fueron en Sudáfrica.

A pesar de los beneficios del medicamento, su elevado precio sigue siendo una barrera infranqueable en muchos casos. J&J anunció recientemente un precio reducido de 400 dólares por seis meses de tratamiento con bedaquilina para Sudáfrica y los países que adquieran el medicamento a través de Global Drug Facility, pero esto no es suficiente para que el fármaco sea asequible en todos los países afectados por la epidemia de TB-DR.