LASTIMARÁ FINANZAS PÚBLICAS CONSTRUIR DESALINIZADORA EN ROSARITO

0
83

JUAN MANUEL TORRES/MONITOR ECONOMICO/

Tijuana, Baja California, 30 mayo 2018.- La construcción de la planta desalinizadora en Rosarito y la realización del llamado bulevar Zapata, que conectará con seis kilómetros al Aeropuerto Internacional con el acceso a Playas de Tijuana, no son factibles, por lo que lastimarán las finanzas públicas, advirtieron los constructores de Tijuana, Tecate y Rosarito. La preocupación fue expresada por el presidente de Compañías Mexicanas de la Industria de la Construcción en Tijuana, Tecate y Playas de Rosarito (COMICE TTR), Luis Carlos Soto Moreno, quien se pronunció en contra de que el gobierno de Baja California comprometa recursos de los ciudadanos para llevar a cabo obras mediante el esquema de Asociación Público Privada (APP).Resultado de imagen para Compañías Mexicanas de la Industria de la Construcción en Tijuana, Tecate y Playas de Rosarito (COMICE TTR), Luis Carlos Soto Moreno,

Luego de una reunión con el diputado local, Luis Moreno Hernández, el dirigente empresarial puntualizó que obras como la desalinizadora de Playas de Rosarito y la realización del llamado bulevar Zapata, que conectará con seis kilómetros al Aeropuerto Internacional con el acceso a Playas de Tijuana, no son factibles, por lo que lastimarán las finanzas públicas.

“Sabemos perfectamente que no son viables los proyectos y estamos en contra en la forma en que se quieren comprometer los ingresos del Estado para el pago de los mismos”, dijo. En el caso del bulevar Zapata, el especialista detalló que si bien el gobierno bajacaliforniano proyecta que la construcción se financie mediante el auto pago, lo anterior no será posible, debido a que el aforo de vehículos no alcanza para que el peaje cobrado cubra los gastos.

El empresario manifestó que al no poder cubrir ese presupuesto, la autoridad estatal recurrirá a pagar con una garantía que es pagada por los ciudadanos mediante los impuestos, afectando la inversión pública.

“Entendemos que esa obra es un capricho, porque la ciudad necesita proyectos viables y redituables, y se pudieran trabajar mediante Asociación Público Privada, con una fuente de repago más sencilla”, enfatizó. Sobre la desalinizadora que se desarrollará en el municipio de Playas de Rosarito, Soto Moreno también se dijo en contra, ya que lo programado supera las necesidades de la región, además de que el erario también se compromete por miles de millones de pesos a lo largo de los años.

La visita de Moreno Hernández tuvo el objetivo de que el legislador explicara a los afiliados de COMICE TTR acerca de los avances en el desarrollo de una nueva Ley Electoral para Baja California, por ser los constructores participantes de la vida pública estatal, así como hacer un análisis de las obras que se realizarán bajo el esquema de Asociación Público Privada.

Cabe recordar que después del albazo panista en diciembre de 2017, el gobierno de Baja California le entregará mensualmente a NSC Agua (Aguas de Rosarito, en México, encargada de la construcción de la planta desalinizadora) la cantidad de 149 millones 312 mil 18 pesos durante los próximos 37 años. De tal manera, se le entregaría a la empresa un total de 66 mil 294 millones 535.992 pesos a través de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana, como ente contratante.

Por otra parte, Soto Moreno dijo que la obra que pretende conectar la carretera Aeropuerto con Playas de Tijuana en un tramo elevado de 6 kilómetros no convence a los miembros de COMICE, pues el costo de la obra supera la rentabilidad proyectada por los especialistas, esto tras hablarse de que la utilización de los usuarios tendría un peaje para poder costearla.

“El aforo no cubre las necesidades de peaje, entonces no puede haber una fuente de auto pago. El gobierno está tratando de ocultar esa parte, porque si no se puede pagar por si solo con el peaje, debe recurrir a la garantía del Gobierno del Estado y eso lo pagaríamos todos”, explicó. Sin detallar montos, los calificó como “fuertes” y al estar bajo la modalidad de APP, esta le pide una garantía al Gobierno del Estado cuando no se alcanza el aforo estimado y se sabe perfectamente que no se cumplirá por lo que el costo lo cubrirían los ciudadanos.

Esta obra que conectaría la carretera Aeropuerto con Playas de Tijuana consiste en un puente elevado de 6 kilómetros que pasaría por el Cañón Zapata y fue planteada hace un año. En otro tema, ante el tráfico denso que se ha generado en los últimos años en la rampa del bulevar Lázaro Cárdenas a la altura de la Central Camionera de Tijuana, Soto Moreno externó que han planteado realizar un elevado hasta la 5 y 10 con el fin de reducir el tiempo que los automovilistas pasan tratando de salir de la Zona de Otay.

“De esa parte si tenemos los aforos, no traigo las cantidades y la viabilidad de eso. Mejoraría flujo que baja y la cantidad de horas que pierde la gente en esa vialidad”, comentó. Afirmó que la obra sería también bajo el concepto de APP, pero con un estudio previo no habría necesidad de que se absorbiera la garantía. MANTENIMIENTO Finalmente, el presidente Compañías Mexicanas de la Industria de la Construcción en Tijuana, Tecate y Playas de Rosarito consideró que es un problema grave la falta de mantenimiento de la infraestructura en la ciudad, principalmente de vialidades y pluviales.

“No hay continuidad en los programas, no hay programas establecidos, no hay lineamientos ni patrones de qué se tiene que hacer más adelante, solamente se están resolviendo al bomberazo todas las cuestiones que se están preparando”, dijo. Agregó que también está el incalculable costo económico que tiene para la ciudadanía que actualmente las vías rápidas hayan detenido su flujo, lo que genera un caos inaceptable para una ciudad que debe sostener un desarrollo dinámico.

Agregó que hacen falta no solo conocimientos, sino planos completos de Tijuana, por lo que los funcionarios se ven obligados a resolver a ciegas, por lo que resuelven a medias. Soto Moreno lamentó la frecuente soberbia de las autoridades municipales que cada tres años cambian a quienes toman las decisiones técnicas, por lo que manifestó que el tema debe verse con mayor seriedad y dar continuidad a esos especialistas, para que den resultados. Para concluir llamó a que las cámaras empresariales y los organismos de expertos no se presten ni se vendan a los intereses de los políticos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here