RECIBE BAJA CALIFORNIA 100 MILLONES DE PESOS MENOS PARA EDUCACIÓN EN 2019

0
132

Por Francisco Domínguez/MONITOR ECONOMICO DE B.C.

MEXICALI,BAJA CALIFORNIA,10 junio 2019/Siguen los recortes de recursos de la federación para Baja California, en está ocasión por parte de la Secretaría de Educación Pública, a través de los convenios de descentralización los cuales al primer cuatrimestre del presente año reportaron una contracción de 12.6 por ciento anual.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Baja California recibió 1,010.4 millones de pesos de enero a abril de 2019, cifra menor a los 1,109.5 millones de pesos en igual lapso pero de 2018. Es decir, 100 millones de pesos menos.

La situación que arroja Hacienda es alarmante ya que no solo hubo menos recursos para la entidad, ya que los datos del gobierno federal indican una caída en todos los estados del país.

Estos resultados pueden ser reflejo de la baja recaudación y la incertidumbre financiera que vive México actualmente.

Caber recordar que los convenios de descentralización y reasignación son acuerdos que las dependencias del gobierno federal firman a lo largo del ejercicio fiscal con las entidades federativas para transferir recursos presupuestales que son susceptibles de ser federalizados, con el propósito de concertar la descentralización de acciones federales, mediante la colaboración y coordinación de ambas instancias de gobierno.

De acuerdo con el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas, estos procesos de asignación del gasto programable consisten en transferir del gobierno federal a los gobiernos locales la responsabilidad, que las leyes respectivas establecen, sobre el manejo y operación de los servicios y recursos financieros en materia principalmente de educación, salud y seguridad pública.

Lo anterior implica la participación de los gobiernos locales en el diseño e instrumentación de las políticas y el acercamiento de la autoridad a la población demandante con el fin de hacer más eficaz la operación de dichos servicios, explica el CEFP del Congreso de la Unión. Por otra parte, Baja California sufrió otro revés en la asignación de recursos del Ramo 28 correspondientes a las Aportaciones Federales al bajar en 1.5 por ciento a tasa anual en el primer cuatrimestre.

Ratificándose los desafortunados manejos en las finanzas públicas que se están dando en la actual administración federal.

Como se había advertido anteriormente, el panorama adverso, los recortes de las estimaciones de crecimiento de México, más la presiones del gobierno de Estados Unidos que obligaron al gobierno a aceptar medidas migratorias que tiene costo, provocarán posiblemente que López Obrador tenga que decidir destinar menos recursos para los estados.

LA HPERÉLITE EN EL APOYO  FINANCIERO EN LA EDUCACIÓN

“Es la última vez que damos fondos para investigadores en lo individual”, afirmó el subsecretario de Educación Superior, Luciano Concheiro, al asegurar que hay una hiperélite académica que recibe estímulos y becas que marcan desigualdades.Luciano Concheiro, subsecretario de Educación Superior.

El 23 de mayo, el funcionario participó con la ponencia “La educación superior en la agenda del gobierno del Lic. Andrés Manuel López Obrador”, en la Universidad Autónoma de Tlaxcala, donde explicó que las investigaciones que se generan en las universidades deben tener impacto en las comunidades, y los investigadores tendrán que enfrentarse a una “revolución de conciencias” para dejar ir estímulos y becas. “Estamos dispuestos en este sistema, voy a decir algo fuerte, de castas, que existe en la academia, a discutir a fondo todo, yo espero que ganemos las conciencias a la hiperélite, de que hay que entrarle, no solamente por necesidad, sino porque esto le está pegando a la educación, a la investigación”, dijo.

Detalló que en algunas universidades como la Pedagógica Nacional ya no habrá estímulos a profesores investigadores más allá de junio, ya que no existen fondos suficientes para continuar con ellos.

“En la UPN estamos discutiendo en este momento, no hay presupuesto para pagar ciertos estímulos más allá de junio. Entonces como el estímulo decía que hasta que hubiera fondo, entonces podemos cubrirnos por ahí, pero es pegar un golpe muy duro”, sostuvo.

También puso de ejemplo a la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, donde se quitó el apoyo al grado académico que se le otorgaba a los profesores-investigadores, ya que “es absurdo un estímulo a algo que ya tienen todos o casi todos”.

Incluso ejemplificó con su experiencia como profesor-investigador para destacar la existencia de un “sistema de castas” e “hiperélite”, por lo que promovió reducir los estímulos que se han quedado como salarios. “Yo estoy ganando la mitad que ganaba como profesor investigador, pero yo soy de la hiperélite, no tonterías; perdón, esas son las diferencias salariales que hay aquí adentro, porque es salario, nada de estímulos, porque si en mi caso cuatro quintas partes son mis estímulos y becas, eso no es un estímulo ni una beca; eso es mi ingreso, mi salario. ¿Cómo le vamos a entrar a eso? Es un debate fuerte”, dijo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here