CONGRESO DE BAJA CALIFORNIA OMISO ANTE DEMANDA DE CIUDADANOS,”SIN VOTO NO HAY DINERO”

0
91

PODER MX- MEXICALI BAJA CALIFORNIA

Ya pasaron más de 40 días desde que se presentó en el Congreso del Estado la iniciativa ciudadana Sin Voto no Hay Dinero y hasta el momento ni siquiera ha sido canalizada a la Comisión de la Reforma del Estado, órgano interno en el que se discutiría, por lo que no ha presentado avance alguno en el Poder Legislativo.

 

 

Una de las impulsoras de la propuesta, Fernanda Flores Aguirre, denunció que la propuesta fue presentada ante Oficialía de Partes el pasado 12 de septiembre 2017, sin que haya sido turnada a la mencionada Comisión, en marzo 2018.

La situación ya fue planteada al presidente de la mesa directiva de la XXII Legislatura, Bernardo Padilla, explicó la entrevistada. Sin embargo, el legislador solo se ha limitado a enviar un oficio para que se acelere la iniciativa y se acelere el proceso para que sea analizada por los diputados que conforman este órgano.

Indicó que no hay tiempos legales para iniciar la discusión y análisis de la iniciativa, pero los jóvenes que impulsan la medida buscan que se apruebe antes de finalizar el año ya que ven que la campaña electoral del 2018 puede ser usado como pretexto para no abordar temas de partidos políticos con el argumento de “no entorpecer el proceso”.

Sin Voto no hay Dinero es un movimiento ciudadano inspirado en la iniciativa que promoviera el diputado independiente Pedro Kunamoto en el Congreso del estado de Jalisco y con el cual se busca que se modifiquen los criterios para otorgar recursos a partidos políticos. De forma básica, la idea es que las partidas presupuestales no sean conforme al padrón electoral sino al porcentaje de votos obtenidos en las elecciones inmediatas anteriores.

La iniciativa está siendo apoyada por el Consejo Coordinador Empresarial (CEE) de Baja California y diversos organismos empresariales. El exhorto para agilizar el proceso legislativo también va hacia el presidente la Comisión de Reforma del estado, Bernardo Padilla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here