EX DIRECTOR DEL CECYTE EN EXILIO.Pese a que un juez lo exoneró

0
23

Jorge Heras / Lindero Norte
Mexicali,BAJA CALIFORNIA, 11 OCTUBRE 2018/- El caso de desvío de recursos de 55 millones de pesos del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Baja California (CECYTE BC) durante la administración de José Guadalupe Osuna Millán fue resuelto desde hace un lustro por el Poder Judicial del Estado y por el Tribunal Contencioso Administrativo en favor de los seis implicados por la Contraloría y Fiscalía del Gobierno Estatal; pero en la vía penal únicamente a José Carlos Jiménez Payán la justicia no le ha llegado.

La Contraloría encabezada por Edgardo Contreras presentó en febrero del 2009 una sola denuncia penal ante la Procuraduría de Justicia del Estado en contra de seis funcionarios del CECYTE, incluido el Director General, la cual cuatro años después resultó que las pruebas que entregó la Dirección de Auditoría Gubernamental de la dependencia estatal no tenía sustento jurídico, concediendo inmediatamente la libertad a la ex directora de Administración y Finanzas del CECYTE, Josefa Morales, quien estuvo durante 3 años y 10 meses en la Cárcel de Mexicali.

La resolución que obra en el expediente 127/2009 del Juzgado Quinto de lo Penal del Poder Judicial del Estado también tiene efecto para Jiménez Payán en torno a la orden de reaprehensión que giró la Fiscalía el 5 de mayo del 2010, pero el Gobierno de Baja California y sus autoridades de procuración de justicia no han acatado la orden del juez.

Actualmente José Carlos Jiménez Payan, director del CECYTE en dos administraciones panistas (2002-2009) vive amparado por el Poder Judicial de la Federación luego de que el 19 de julio del 2009 salió del CERESO de Mexicali y se dirigió directamente con su familia en Estados Unidos, toda vez que goza de la doble nacionalidad.

La detención

Fue el 11 de marzo del 2009 cuando el director del CECYTE fue detenido por una docena de agentes ministeriales que lo aguardaban en el sótano del edificio del Poder Ejecutivo.

Ese día fue como cualquiera dentro de las actividades como funcionario de Jiménez Payán: a las 8 horas se reunió con el Subsecretario de Educación Media Superior, dos horas después tuvo una cita con el Coordinador de Gabinete de Osuna Millán, más tarde se reunió con el Oficial Mayor, Julio Barraza en su oficina y finalmente mantuvo un encuentro con autoridades del Instituto del Deporte.

Un día antes, recibió una llamada de Oscar Vega Marín, en ese entonces Secretario de Educación y Bienestar Social, para que la noche del 11 de marzo tratara algunos temas educativos con el Secretario de Gobierno, Francisco Blake Mora.

Nunca llegó a la cita con Blake, pues a las 21:30 horas lo esposaron sin decirle por qué estaba siendo detenido y así lo mantuvieron por 3 días sin comunicación, para después ser trasladado a la cárcel en donde estuvo preso durante 4 meses y 20 días.

 

Desde el exilio

En entrevista para Lindero Norte realizada en un comercio en Calexico, California, Jiménez Payán asegura que “por lógica” su caso en particular es un asunto político desde un inicio, ya que el linchamiento público fue mas incisivo hacia su persona por las declaraciones que emitieron en su momento las autoridades educativas y administrativas del Gobierno de Osuna Millán.

Además, considera que el caso que lo involucran a él y a cinco de sus colaboradores continúa siendo tratado como un asunto político, pues sigue sin resolverse su situación legal y laboral.

“Desde el 2013 se logró que el Poder Judicial y el Contencioso Administrativo nos dieran la razón desechando las pruebas de la Fiscalía, porque simplemente no tenían pies ni cabeza, no eran falsas e infundadas, por lo que los cargos fueron deshechos; sin embargo, continúa la orden de aprehensión en mi contra”, puntualiza.

El Ingeniero de profesión con estudios especializados en pedagogía, asevera que es imposible desviar recursos de los programas que ejecutan las autoridades de CECYTE, pues solamente manejan presupuesto de operación, mientras que el presupuesto de inversión lo administra directamente la Secretaría de Planeación y Finanzas.

“Nosotros (directivos de CECYTE) no teníamos una cuenta personal ni institucional en la que nos llegaran los recursos federales y estatales porque eran depositados directamente a la cuenta general del Gobierno Estatal, aunque no representaba problema porque venían etiquetados”, explica.

José Carlos Jiménez Payán expone que el proceso y procedimiento para ejercer el recurso debe tener 3 firmas mancomunadas del Poder Ejecutivo, con la respectiva justificación del gasto que conlleva a la solicitud de facturas y presupuestos, los cuales son revisados por la Contraloría y el Jurídico del CECYTE.

En el Presupuesto de Operación el 90 por ciento de los recursos se destinan a salarios; el 6 por ciento a Gastos Fijos, incluidos pago de impuestos e Issstecali y el 4 por ciento a mantenimiento y equipamiento.

El ex director del CECYTE sostiene que la auditoria en que se basó la Fiscalía para implicarlo en el desvío de recursos fue irregular e ilegal, ya que se realizó sin la presencia de la Administradora y del Director General de la institución de educación media superior, “técnica y legalmente fue un procedimiento mal dirigido e irregular”.

“Lo que pido al Gobierno del Estado es que retiren la orden de aprehensión, me reinstalen y paguen salarios caídos para de esta manera poder demostrar a la sociedad que no tuve nada que ver en esto que resultó un montaje de pruebas falsas, pero también para demostrar que se puede retomar el crecimiento que tuvo CECYTE en la década pasada, porque actualmente no ha crecido”, comenta Jiménez Payán.

Actualmente el gobierno estatal es quien tiene el poder de cumplir la sentencia que nos absuelve de cargos y regresar la tranquilidad a mi familia, afirma quien actualmente trabaja en su empresa de revisión de conexiones eléctricas, la cual presta servicios temporales a la Geotérmica de Calipatria, en el Valle Imperial.

-Cuando escucha los nombres de Edgardo Contreras, de José Francisco Blake Mora y de José Guadalupe Osuna Millán, ¿en qué piensa, qué siente?, se le pregunta a Jiménez Payán.

“Fueron las personas que dañaron mi familia, me dañaron a mí y no es por ser ostentoso pero también dañaron al CECYTE”, responde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here