TATIANA Y CLOUTHIER Y LA DECEPCIÓN.Por Antonio Heras

0
204

COLUMNA LINDERO NORTE

Deslucida, con la piel ajada, cansada, desvelada quizás, limitada, apagada.

Es la imagen a contratoma de Tatiana Clouthier que dio en Mexicali, la coordinadora de la campaña de Andrés Manuel López Obrador.

Una mujer que a partir del debate de ideas apuntaló el discurso de esta campaña presidencial, pero que el boomerang de sus palabras la jaló de su olimpo para desplomarse en la capital de Baja California.

Una coordinadora general de la campaña de un candidato presidencial que advierte que no hay estrategia nacional sino que su diseño es independiente en cada estado.

Una debatista que molesta responde a los cuestionamientos engarzada de sospechosismo y encapsulada en advertir que las preguntas periodísticas traen jiribilla.

La mujer bragada, de alta sensibilidad politica, muy a la Maquío, dijo que ella no tenía por qué decir cómo los candidatos de Morena hacen sus campañas.

La pregunta fue suave, tersa al partir de sus habilidades en el debate: ¿qué piensa que el dirigente estatal de Morena y candidato al Senado Jaime Bonilla no va a los debates?

Simple, la pregunta.

Tampoco contestó la forma en que se instrumentaría una política para mantener la paridad del peso.

Se salió por peteneras y acusó de preguntas con jiribilla.

El deficiente discurso de aquellos que carecen de argumentos o de capacidad de respuesta, si no es que el desdén de quien cuestiona para informar.

Vestida con falda negra, huaraches y con lentes para el sol, lo único que lució fue su gargantilla.

Presagio de aguacero…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here