VIENE LA VENGANZA DE LA CERVEZA

0
128

CIUDAD DE MÉXICO, 22 junio 2020/JONATHAN RUIZ TORRE/ EL FINANCIERO/

No fue considerada como esencial y sus dos principales fabricantes debieron detener su producción durante semanas de esta pandemia. Ahora, la cerveza regresa de a poco y más cara.En Tijuana es prácticamente imposible encontrar cerveza - San ...

Justo cuando los mexicanos pierden ingresos rápidamente, viene un aumento en su precio. De hecho, ya ocurrió… 11 por ciento subió respecto al año pasado y el mayor cambio se dio en lo que va de este 2020, de acuerdo con datos recogidos por el Inegi.

Está pasando algo muy similar a lo acontecido durante crisis anteriores. El precio de esta bebida se eleva a un ritmo muy superior al de la inflación general que creció menos de 3 por ciento durante los más recientes 12 meses.

En 2009, durante la gran recesión detonada con la quiebra de Lehman Brothers, la cerveza aumentó su precio al doble del ritmo de la inflación anual que en esos días se ubicó en 3.5 por ciento.

Todo indica que el factor que opera en contra de los bebedores de ‘chelas’ o ‘cheves’, está en el tipo de cambio.

Hace 10 años se movió de un promedio de 10 pesos al escalón de 13 por dólar en el que se mantuvo algunos años. Ahora el brinco de los 18 a los 22 pesos parece estar cobrando factura.

Obviamente el mercado de la cerveza responde a lo que determinen dos empresas que dominan ampliamente el mercado: La dueña de la Corona y la Budweiser, Anheuser-Busch InBev, cuyo Grupo Modelo es dirigido por Cassiano De Stefano, y la defensora de las marcas XX y Tecate, Heineken, a cargo del holandés Etienne Strijp.

¿Por qué se conecta el dólar con el contenido de estas botellas?

La razón está en los insumos necesarios para producirla: cebada y lúpulo, que generalmente vienen de otros países, me explicaron Fernando Gil y Alejandro Larios, productores de cervezas artesanales Fauna y Principia, durante una entrevista reciente para Bloomberg Businessweek México.

Ellos también se preparan para ajustar sus precios, pese a la caída temporal en la demanda, producto del cierre o la baja operación de bares y restaurantes en el país, que representan alrededor de un tercio de las ventas de las grandes cerveceras.

Un ejemplo: hasta marzo, las ventas globales de ABI habían caído 10 por ciento respecto al año previo, pero el golpe posterior parece que fue mucho más fuerte.

“Esperamos que el impacto en los resultados de nuestro segundo trimestre sea significativamente peor que en el primer trimestre, como lo demuestra una disminución del volumen total en abril de aproximadamente el 32 por ciento”, dijo a analistas el director mundial de la empresa, Carlos Brito, al inicio de junio.

“Esta disminución fue impulsada por dos factores principales. Primero, durante el mes de abril, el ‘on premise’ (bares y restaurantes) se cerró en la gran mayoría de nuestros mercados” –explicó Brito–. “En segundo lugar, en algunos de nuestros mercados muy relevantes, como México, Sudáfrica y Perú, enfrentamos un cierre completo de nuestras operaciones de cerveza en abril”.

Más de la mitad de los consumidores mexicanos, un 54 por ciento, toma menos o de plano dejó de beber durante el confinamiento de esta pandemia por Covid-19, de acuerdo con un estudio de la Alianza Internacional por un Consumo Responsable (IARD, en inglés), una organización sin fines de lucro patrocinada por las grandes cerveceras.

Dado que actualmente los consumidores compran principalmente por la vía del comercio electrónico, el supermercado o las tiendas de conveniencia, es posible que estén gastando menos en cerveza que antes, cuando en buena medida las pagaban en la barra de un bar, codo con codo con el resto de los comensales.

La incógnita que representa el modo de regreso al consumo de un producto tan popular, anuncia una historia muy interesante por la que habrá que pagar ahora… un precio mayor.

EMPLEADOS DE LOS OXXO HAN SIDO SORPRENDIDO SACANDO CERVEZA EN LA NOCHE PARA REVENDERLA.

Versión de BCREPORTEROS.COM, no del columnista del Financiero.