VEGA DE LA MADRID, GOBIERNO OPACO,EVASOR Y SIMULADOR: ASF

0
221

Por Oscar Tafoya @monitor_bc/MONITOR ECONÓMICO DE BAJA CALIFORNIA

MEXICALI,BAJA CALIFORNIA,20 MAYO 2018/Luego de señalar la Auditoría Superior de la Federación (ASF) que la administración de Kiko Vega tiene gobierno opaco y evasor fiscal, el Estado tuvo que reconocer los señalamientos detectados por el organismo:Resultado de imagen para kiko vega baja california

Un monto de 3 mil 540 millones 748 mil pesos, desde que inició la administración a finales de 2013. A semanas de evidenciarse las irregularidades en el uso de los recursos federales, al encargado de la Secretaría de Planeación y Finanzas, Bladimiro Hernández, no le quedó de otra que mostrar las cantidades observadas, que antes negó conocer el gobernador Francisco Vega y que le fueron desmentidas cuando se publicaron los oficios que le entregó la ASF donde consta el sello de recibido por el Estado.

En ese sentido, de acuerdo con las Cuentas Públicas de la ASF, se había publicado anteriormente que la administración de Kiko tiene observaciones por 3 mil 81.8 millones de pesos, tan solo en 2016, mientras que de 2012 a 2016 el momento por aclarar es por 6 mil 396.4 millones de pesos, los cuales no se han solventado a enero de 2018, informa el organismo en su reporte.

Cabe mencionar que de lo detectado de 2012 al 2016, los dos primeros años (2012 y 2013), corresponden al gobierno que encabezó Guadalupe Osuna Millán. En ese sentido, el empleado Bladimiro, trató de deslindarse del total, lo que es más grave, porque al estar enterado de la situación, debe citar al exgobernador Guadalupe Osuna y sus funcionarios para que aclaren el destino de los recursos que le corresponden a esos dos años:

“un estimado de dos mil 17 millones 182 mil 533 pesos” y por los cuales es responsable el gobierno de Francisco Vega puesto que la ASF se los está demandando.Resultado de imagen para kiko vega baja california

Asimismo, Bladimiro repartió culpas a los municipios y en el boletín dice que 838 millones 468 mil 578 pesos son observaciones para los municipios, pero de igual forma, debió llamar a cuentas a los Ayuntamientos, ya que el Gobierno del Estado es el máximo responsable de los recursos públicos entregados por la Federación.

Peor aún, ante las evidencias, Bladimiro tuvo que mostrar lo que deben desde finales de 2013 cuando inició funciones Kiko, por lo que la cifra difundida inicialmente se le agregaron arriba de 458 millones de pesos más, es decir, el Estado reconoce que tiene observaciones por 3 mil 540 millones 748 mil pesos (mencionados al principio).

Así mismo, el hecho de que se diga que se hicieron observaciones a todos los estados es una visión simplista porque hubiera sido mejor que Baja California en lugar de haber estado en el Top Ten de las entidades más observadas por la ASF, hubiese tenido en 2016 el lugar de Aguascalientes con 258 millones que fue el menor monto observado en el país.

Por otra parte, la ASF ya hizo una evaluación tras revisar el gasto del Estado y señala en su reporte que:

“Al cierre de 2016, del análisis realizado por la ASF en cumplimiento a su mandato legal, con base en los balances presupuestario (sin financiamiento neto ni Remanentes del Ejercicio Anterior (REA)), y presupuestario de recursos disponibles (sin financiamiento neto ni REA de Ingresos de Libre Disposición (ILD)), en relación con los indicadores de solvencia, de inversión, y de capacidad de pago, se estimó que en 2016 no cumplieron con el principio de sostenibilidad establecido en la ley 15 entidades federativas (Baja California, Campeche, Chihuahua, Coahuila, Durango, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Quintana Roo, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz, Yucatán y Zacatecas)”.

“Asimismo, en 11 entidades se observó déficit en el balance primario de recursos disponibles (Ciudad de México, Campeche, Zacatecas, Tabasco, Michoacán, Sonora, Jalisco, Durango, Tamaulipas, Yucatán y Baja California), por lo que estas entidades con déficit primario en 2016 no contaron con recursos suficientes para pagar el costo de la deuda pública y también fue necesario cubrir parte de los intereses con endeudamiento”.

Agrega que: “Se observó que, en promedio nacional, el 86.4 por ciento de los ingresos de las entidades provienen de transferencias federales. Se identificó que en 24 entidades se superó ese promedio nacional y que, de ese grupo, en 19 entidades (Baja California; Baja California Sur; Chiapas; Durango; Guerrero; Hidalgo; Michoacán; Morelos; Nayarit; Oaxaca; Puebla; Sinaloa; Sonora; Tabasco; Tamaulipas; Tlaxcala; Veracruz; Yucatán y Zacatecas), las transferencias que recibieron de la Federación representaron más del 90 por ciento de sus ingresos”.

A LA ALZA Por otra parte, llama la atención que entre las observaciones al Gasto Federalizado hay cifras preocupantes. Por ejemplo, en el Fondo de Fortalecimiento para las Entidades Federativas, mientras en el lapso 2012-2015 hay observaciones por 113.7 millones de pesos; solamente en 2016 la cifra alcanza los 460.7 millones de pesos.

En el Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud en 2012-2015 lo observador fue de 156.6 millones de pesos y en 2016 lo superó al llegar a 173.9 millones de pesos. Más preocupante el FORTASEG, que en el lapso 2012-2015 se le observaron 25.6 millones de pesos y para un año, el 2016, la cifra ascendió a 41.6 millones de pesos.

EL JUEGO DE LAS CIFRAS En el juego de las cifras y el manoseo estadístico, el gobierno de Kiko Vega ha destacado a niveles históricos, pero ante los hechos, cualquier boletín que emita carece de validez, porque en el caso de la ASF, se puede leer varias veces en los documentos que le entregaron al Estado, esta lectura:

 

“En conclusión, el Gobierno del Estado de Baja California no realizó una gestión eficiente y transparente de los recursos del programa, ajustada a la normativa que regula su ejercicio”. (1) Y también se le señala como un gobierno que maneja sus finanzas con opacidad como indica aquí la ASF:

“Además, la entidad federativa incurrió en incumplimiento de las obligaciones de transparencia sobre la gestión del fondo, ya que la información que remitió a la SHCP no coincide con sus registros contables y presupuestales, lo cual limitó a la entidad federativa para conocer sus debilidades y áreas de mejora.

En conclusión, el Gobierno del Estado de Baja California no realizó una gestión eficiente y transparente de los recursos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud, ajustada a la normativa que regula su ejercicio”. (2,3) GOBIERNO EVASOR También podemos hablar de un gobierno que es evasor fiscal, dado el siguiente señalamiento de la ASF:

“Promoción del Ejercicio de la Facultad de Comprobación Fiscal Para que el Servicio de Administración Tributaria instruya a quien corresponda con el propósito de que audite al Instituto de Salud Pública del Estado de Baja California, con Registro Federal de Contribuyentes ISS971219J53 y domicilio fiscal en calle Circuito de las Misiones Oriente número 188, Colonia Parque Industrial las Californias, C.P. 21394, Mexicali, Baja California, a fin de constatar el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, por no enterar el Impuesto Sobre la Renta de algunas percepciones de nómina de los trabajadores del Instituto de Servicios de Salud Pública del estado de Baja California que son gravadas por la Ley del Impuesto Sobre la Renta, las cuales, se renombraron por percepciones exentas incluidas principalmente en el artículo 93, fracción IV, de la misma ley, lo que generó una exención del impuesto por 117,775,253.27 pesos (ciento diecisiete millones setecientos setenta y cinco mil doscientos cincuenta y tres pesos 27/100 M.N.), sin contar con la validación expresa por parte del Servicio de Administración Tributaria”.

Asimismo, la ASF señala que en el oficio: “16-A-02000-02-0547-06-005 Pliego de Observaciones.

Se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal por un monto de 117,775,253.27 (ciento diecisiete millones setecientos setenta y cinco mil doscientos cincuenta y tres pesos 27/100 M.N.), por no enterar el Impuesto Sobre la Renta de algunas percepciones de nómina de los trabajadores del Instituto de Servicios de Salud Pública del estado de Baja California, que son gravadas por la Ley del Impuesto Sobre la Renta, las cuales se renombraron por percepciones exentas incluidas principalmente en el artículo 93, fracción IV, de la misma ley, lo que generó una exención del impuesto; sin embargo, no se presentó la autorización específica por parte del Servicio de Administración Tributaria para la exención de los conceptos señalados; asimismo, no presentó la evidencia ni la metodología utilizada para la reconfiguración de las prestaciones; en su caso, deberán ser acreditados ante este órgano de fiscalización con la evidencia documental de su destino y aplicación a los objetivos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud, de acuerdo con la normativa”.

(4) SIMULACIÓN

Por otra parte, no hay que olvidar que en la cuenta pública del 2014 la ASF sancionó al Estado por la simulación en la devolución de recursos por un monto de 5 millones 300 mil pesos. Finalmente, a los bajacalifornianos no les interesa si es un peso o millones de pesos, ellos esperan un uso eficiente del recurso público que sale del pago de sus impuestos y que se asigne conforme a los programas establecidos y ajustándose a los establecido en la ley. (1).- Gobierno del Estado de Baja California PROSPERA Programa de Inclusión Social:

Componente de Salud Auditoría Financiera y de Cumplimiento: 16-A-02000-02-0538; 538-DS-GF http://informe.asf.gob.mx/Entrega1/Documentos/Auditorias/2016_0538_a.pdf (2).- Gobierno del Estado de Baja California Recursos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud Auditoría Financiera y de Cumplimiento:

16-A-02000-02-0547; 547-DS-GF http://informe.asf.gob.mx/Entrega1/Documentos/Auditorias/2016_0547_a.pdf (3) Gobierno del Estado de Baja California Recursos Federales Transferidos a través del Acuerdo de Coordinación Celebrado entre la Secretaría de Salud y la Entidad Federativa Auditoría Financiera y de Cumplimiento: 16-A-02000-02-0549; 549-DS-GF http://informe.asf.gob.mx/Entrega1/Documentos/Auditorias/2016_0549_a.pdf (4).- Gobierno del Estado de Baja California Recursos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud Auditoría Financiera y de Cumplimiento: 16-A-02000-02-0547; 547-DS-GF http://informe.asf.gob.mx/Entrega1/Documentos/Auditorias/2016_0547_a.pdf

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here