“SE ALINEA” NUEVO PRESIDENTE DE CAMARA DE CONSTRUCICON CON “KIKO”,EN TORNO A DESALADORAS

0
146

Por Juan Manuel Torres-MONITOR ECONOMICO DE BC

Tijuana, Baja California,13  marzo 2018.- Kiko Vega acudió a la toma de compromiso del Comité Directivo de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) de Tijuana 2018-2020, el cual será presidido por Gabriel Antonio Valenzuela Moreno, quien dijo que lo apoya en el tema de las plantas desaladoras de San Quintín y Rosarito, la última es la que venderá agua a San Diego durante la segunda fase, de acuerdo con el Distrito de Agua de Otay de esa ciudad.Resultado de imagen para CAMARA DE LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCION TIJUANA

Valenzuela Moreno reiteró el apoyo de la CMIC al gobierno del estado, “apostemos a las desalinizadoras, al trabajo en equipo, a las empresas locales y a Baja California”, agregó. Con el posicionamiento de los constructores, se muestra que están de acuerdo con el endeudamiento por más de 80 mil millones de pesos que aprobaron los diputados en su mayoría panista, recursos necesarios para garantizar que las empresas que trabajan en la construcción de la planta pueda operar sin perdidas, mientras que los bajacalifornianos tendrán que pagar esa deuda.

Planta San Quintín Sobre la desaladora de San Quintín, recordamos que la mayoría de los diputados aprobaron endeudar a la entidad con 4 mil millones de pesos durante los próximos 30 años, para garantizar la operación de la misma. Asimismo, a los constructores no les interesó que de acuerdo con el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) de la empresa DesaladoraKenton, se muestra que los impactos ambientales serán severos, pues reconoce las afectaciones del ecosistema local derivado de la salmuera.

Sobre las afectaciones del ecosistema local derivado de la salmuera en San Quintín están:

1.- Perdida de un 80% de las especies vegetales nativas (forestal) presentes en el área de la planta desaladora, el otro 20% se recuperará y se hará traslado a zonas del proyecto como parte de las medidas de mitigación.

2.-Migración de especies faunísticas, las cuales tienden a emigrar a otros ecosistemas en busca de comida y protección al ser alertado su hábitat.

3.- Posible efecto en la productividad pesquera marina, se necesitar un sistema de monitoreo constante para ver afectaciones en las zonas productivas de la zona marina colindante a la descarga del emisor.

Planta Rosarito Por otra parte, la mayor incertidumbre la ha causado la construcción de la planta desalinizadora de Rosarito, en parte por el endeudamiento que tiene el Estado para asegurar su construcción y operación, y después por las negociaciones con autoridades de Estados Unidos para venderles agua a partir de 2024. Sobre la deuda que Kiko Vega les heredó a los bajacalifornianos por esta planta, se trata de un monto por 66 mil 244 millones de pesos que se le darán a Agua de Rosarito (filial de ConsolidatedWater) durante 37 años.

Asimismo, la misma empresa menciona en la MIA que durante la etapa de operación, se identificó la posibilidad del siguiente conjunto de impactos al medio marino, todos resultados de la descarga de salmuera que será generada por el proceso de desalación: 1.- Aumento de la salinidad en la zona de dispersión de la descarga 2.- Como resultado del aumento de la salinidad en esa zona, afectación a: La comunidad fito y zooplanctónica; la comunidad bentónica; y a comunidad pelágicas.

Por lo que se refiere a la venta de agua a Estados Unidos, una realidad que Francisco Vega ha negado, son las pláticas para vender el agua a San Diego, California, incluso el Secretario de Desarrollo Económico, Carlo Bonfante se ha entrevistado con autoridades de Estados Unidos para ver los avances del proyecto. Asimismo, a través de Monitor Económico se han presentado los documentos del Distrito de Agua de Otay donde reportan que el 27 de abril de 2016, el gobierno de Baja California manifestó su intención de vender agua desalinizada al Distrito en San Diego. En ese reporte destaca: Las Asociaciones Público Privadas (APP) permiten las negociaciones directas del Estado con compañías privadas como NSC Agua.

La SIDUE y la Comisión Estatal del Agua de Baja California (CEA), emitieron una licitación para la producción y transporte de agua desalada producida en Playas de Rosarito y que operará por un periodo de 37 años. Además, en esa explicación, la minuta es muy clara y pública: “El Estado también está considerando vender agua desalinizada al Distrito”. Sobre las reuniones, los representantes del Distrito de Agua Otay señalan que desde “el 20 de octubre de 2015, se envió un oficio al Director General de CEA expresando su interés de adquirir agua desalinizada para aumentar el suministro”. Regresando a la toma de compromiso y a las cifras maravillosas de Kiko Durante el mensaje de Kiko en Tijuana, mencionó cifras imaginarias sobre las obras que se han realizado durante su administración, sin embargo, los datos oficiales dicen otra cosa. Para muestra recordamos que tan sólo en 2017 se registró el menor valor de la producción en obras públicas desde de la Gran Recesión Internacional de 2008, de acuerdo con el INEGI. En ese sentido, el valor de la producción en obra pública en la industria de la construcción en Baja California registró la menor cifra desde la Gran Recesión Económica Internacional de 2008, reportando la entidad un monto de apenas 4 mil 821 millones de pesos al terminar 2017. De acuerdo con las cifras que dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), además de ser el más bajo monto en los últimos nueve años, a tasa anual registró una caída histórica de 24.2%, ratificando que existe un rezago en infraestructura del estado, lo que resta competitividad respecto a otras entidades del país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here