PARALIZADA LA ADMINISTRACIÓN DE ESTADOS UNIDOS HASTA EL JUEVES

0
140

WASHINGTON,D.C. 22 diciembre 2018

Según el detalle del Partido Demócrata, cerca de 420.000 funcionarios públicos, cuyos servicios se consideran esenciales, tendrán que trabajar sin cobrar de inmediato: 150.000 empleados de la secretaría de Seguridad Nacional, de la que depende la policía de fronteras y el transporte, y más de 40.000 agentes del FBI, la agencia antidrogas DEA y la administración penitenciaria. Estados Unidos

Washington. Estados Unidos entró el sábado en un período turbulento, a pocos días de la Navidad, con el cierre parcial del gobierno federal por falta de un compromiso entre el Congreso y la Casa Blanca sobre la financiación de un muro en la frontera con México pretendido por Donald Trump. Al final de la tarde, se informó que la situación se mantendría por lo menos hasta el jueves.

Desde las 00:01 (05:01 GMT), algunas administraciones federales ya no están financiadas y reducirán sus actividades en los próximos días. Alrededor de 800.000 funcionarios públicos fueron puestos en licencia sin sueldo o, para servicios considerados esenciales, obligados a trabajar sin recibir pago.

La Cámara de Representantes y el Senado reanudaron las discusiones al mediodía del sábado, pero no se logró ningún acuerdo.

El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, anunció que el Senado se reunirá de manera informal el lunes 24 de noviembre, en Nochebuena, y volverá al trabajo el jueves 27 de noviembre para ver si se ha conseguido un acuerdo que permita reabrir el Gobierno.

Tras posponer su viaje de vacaciones a Florida, Trump tuiteó el sábado por la mañana que estaba en la Casa Blanca, «trabajando duro».

«Estamos negociando con los demócratas sobre la seguridad fronteriza que se necesita desesperadamente (pandillas, drogas, tráfico de personas y más), pero podría ser una larga estadía», agregó.

«Hemos presionado el botón de pausa hasta que el presidente, de quien necesitaremos una firma, y los demócratas del Senado, de quienes necesitaremos votos, lleguen a un acuerdo», dijo Mitch McConnell.

En tanto, el principal demócrata del Senado, Chuck Schumer, criticó al mandatario y lo culpó por provocar el cierre: «Presidente Trump, si quiere abrir el gobierno, abandone el muro, simple y llanamente».

El cierre «no es sobre la seguridad de la frontera; se debe a que el presidente Trump está exigiendo miles de millones de dólares por un muro costoso e inefectivo que la mayoría de los estadounidenses no apoya», agregó.

Este es el tercer «cierre» del año, después de dos bloqueos en enero (tres días) y febrero (unas pocas horas), ya a causa del tema de la migración.

Este clásico de la vida política en Washington ocurre en un contexto ya tenso con la renuncia el jueves del secretario de Defensa, Jim Mattis, que sorprendió a muchos legisladores republicanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here