HARVEY WEINSTEIN, PODEROSO PRODUCTOR DE HOLLYWOOD, FICHADO POR ACOSO SEXUAL

0
182

SANDRO POZZI/REDACCION EL PAIS /

NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS,26 MAYO 2018/ Harvey Weinstein ya está fichado tras ser acusado en Nueva York de violar a una mujer y de forzar a otra a practicarle sexo oral. Se inicia así por la vía penal el primer proceso criminal en Estados Unidos contra el poderoso productor de Hollywood siete meses después de que empezara la cascada de denuncias públicas contra este gigante de la industria del entretenimiento que dieron vida al movimiento #MeToo. Es solo el primer día de un largo proceso.Resultado de imagen para Harvey Weinstein,PRODUCTOR DE HOLLYWOOD,FICHADO

El cineasta llegó a Nueva York en un vuelo privado durante la pasada noche. Pasadas las siete de la mañana, hora local, se entregó en la comisaria en Tribeca, el barrio donde fue el rey. Cruzó la nube de fotógramos que le esperaba con tres grandes libros bajo el brazo, esta vez sin alfombra roja desplegada a su pies. Tras completar su ficha policial, abandonó la comisaría esposado para declarar ante el juez Kevin McGrath en corte penal en Manhattan. Harvey Weinstein pactó con el fiscal Cyrus Vance pagar una fianza de entre uno y dos millones de dólares, además de tener que entregar su pasaporte y llevar un brazalete electrónico. Sus movimientos estarán limitados.Resultado de imagen para Harvey Weinstein,PRODUCTOR DE HOLLYWOOD,FICHADO

El Departamento de Policía de Nueva York emitió una breve nota pasada una hora del arresto en la que explicaba que Harvey Weinstein había sido procesado y acusado de cuatro delitos sexuales, entre ellos el de violación y abuso sexual en relación con dos mujeres. También agradece el coraje de las víctimas del productor “que dieron el paso al frente buscando justicia”. También destacó que esta acción es fruto de la colaboración con la oficina del fiscal del distrito de Manhattan.

Weinstein es acusado de violación en primer y tercer grado en el caso de una primera mujer, que no ha sido aún indentificada. Los cargos se centran también en la denuncia de la actriz Lucia Evans, a la que el productor le forzó a practicar sexo oral en 2014. Se conocieron una noche en un club y le contó que trataba de abrirse camino en la industria. El empresario le invitó a que le visitara en las oficinas de Miramax en Tribeca, donde se produjo el asalto.Resultado de imagen para Harvey Weinstein,PRODUCTOR DE HOLLYWOOD,FICHADO

“Le dije una y otra vez que no quería eso, que parara”, reveló la actriz a la revista The New Yorker, en el extenso reportaje que marcó el inicio del derrumbe de Harvey Weinstein. “Intenté apartarme, pero quizás no lo hice con la fuerza suficiente”, relató, “no quería pegarle una patada ni pelearme con él”. “Simplemente me rendí”, admitió, haciendo referencia a la corpulencia física del productor.

Más de 70 mujeres dieron un paso al frente desde el pasado mes de octubre contra el productor de Hollywood, al que acusaron de acoso, asalto sexual y violación. La conducta abusiva de Weinstein no era un secreto en la industria, que optó por el silencio. Bajo esa protección, el empresario utilizó su poder, fortuna e influencias para amenazar a sus víctimas, bajo el riesgo de arruinar sus carreras si le denunciaban públicamente. Todos los casos siguen un patrón de actuación similar.

La policía de Nueva York y el fiscal del distrito de Manhattan llevan investigando las alegaciones contra Harvey Weinstein desde hace siete meses. Los cargos hechos públicos este viernes fueron presentados previamente ante un gran jurado, que durante las últimas semanas estuvo analizando las evidencias y los testimonios de las mujeres que fueron víctimas del ahora acusado. Cyrus Vance también investiga las acusaciones presentadas por la actriz Paz de la Huerta, que declaró públicamente haber sido violada en dos ocasiones en 2010.

Las autoridades judiciales en Nueva York están investigando en paralelo si Harvey Weinstein cometió algún delito de tipo financiero al pagar por el silencio de sus víctimas. También están examinando hasta qué punto utilizó a los directivos y empleados de los estudios Miramax y The Weinstein Company para identificar a sus potenciales víctimas, preparar las citas en las que se iba a producir el asalto sexual y tratar después de desacreditar sus denuncias.

Entre las actrices que acusaron a Harvey Weinstein se encuentran Gwyneth Paltrow, Salma Hayek. Ashley Judd, Lupita Nyong´o y Angelina Jolie. La fiscalía de Manhattan examinó hace tres años la denuncia también de la modelo italiana Ambra Battilana Gutiérrez, pero el fiscal decidió archivarla por falta de evidencias que pudieran sostenerse ante un jurado. Hay expedientes también en Los Ángeles por las denuncias de cinco mujeres, y en Londres, donde se investigan una decena de casos.

El fiscal Vance se vio sometido a una fuerte presión pública para avanzar en la investigación penal. Las activistas de los movimientos #MeToo y Time’s Up acusaron al demócrata de estar dando un trato más favorable a Weinstein que a sus víctimas. El gobernador Andrew Cuomo pidió en paralelo en marzo que se investigara si actuó de manera correcta al archivar el caso de Battilana. Durante las últimas semanas reiteró que su causa no se basa en consideraciones políticas.

“Durante años perdimos la esperanza de que nuestro violador hubiera escapado de la ley”, comentó Rose McGowan, una de las primeras víctimas que acusó públicamente a Harvey Weinstein, “ahora estamos un paso más cerca de que se haga justicia”. “Éramos mujeres jóvenes que fuimos asaltadas por Weinstein y aterrorizadas después por su vasta red de cómplices”, afirma en una declaración.

Weinstein, productor de películas como Pulp FictionGangs of New York o Shakespeare in Love, volvió a negar las acusaciones y reiteró que las relaciones sexuales fueron consentidas. Las autoridades federales también investigan al empresario, entre otras cosas, por un posible delito financiero. Su abogado confirmó en marzo que estaba en un centro de rehabilitación en Arizona para tratar su adicción al sexo.

El hecho de que se entregue, señala Tarana Burke, creadora del movimiento #MeToo, permitirá que la conversación iniciada en octubre “pase de la opinión pública a los tribunales”. Harvey Weinstein fue despedido de los estudios que fundó con su hermano, que hace dos meses se declaró en bancarrota por las dificultades financieras, y expulsado de la Academia de Cine.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here