El vuelo comercial más largo del mundo aterriza tras recorrer 16.700 kilómetros entre Singapur y Nueva York

Un avión Airbus A350 de la compañía Singapore Airlines establece un nuevo récord y desbanca a Qatar Airways, que operaba hasta ahora la ruta sin escalas más distante, entre Doha (Qatar) y Auckland (Nueva Zelanda)

0
80
Bangkok / Madrid 

Un avión de la aerolínea Singapore Airlines que partió el jueves de Singapur, ha recorrido 16.700 kilómetros hasta Nueva York en algo más de 17 horas, convirtiéndose así en el vuelo comercial sin escalas más largo del mundo. Según la web de la aerolínea, el avión salió a las 23.37 del jueves de Singapur y ha aterrizado a las 5.26 de la madrugada de este viernes, hora local, en el Aeropuerto Internacional de Newark, cerca de Nueva York.

“El vuelo más largo del mundo en la aerolínea más premiada del mundo retorna. Vuela sin escalas de Singapur a Nueva York”, indicó ayer en su cuenta de Twitter la aerolínea que usa para esta ruta los recientemente adquiridos Airbus A350-900ULR de última generación. Según la web especializada en rutas aéreas Flightradar24, que sigue las operaciones en tiempo real, el vuelo ha durando 17 horas y 25 minutos.

El vuelo SQ22 despegó antes de la medianoche hora local (las seis de la tarde en España) del aeropuerto Changi en la ciudad-Estado. Se esperaba que la ruta completa, incluyendo los tiempos de despegue y aterrizaje, se realizaran en un máximo de 18 horas y 45 minutos a Newark en Nueva York, aunque el avión ha aterrizado 30 minutos antes de lo programado. El avión de Singapore Airlines, con trece tripulantes, ha volado por la ruta norte del Pacífico y a través de Alaska (EEUU) y Canadá antes de llegar a Nueva York, aunque también existen otros itinerarios posibles que pasan por el Polo Norte y a través de Europa y el Atlántico.

El vuelo inaugural ha creado una gran expectación, principalmente entre hombres y mujeres de negocios deseosos de evitar escalas y entre amantes de la aviación. Con capacidad para 161 pasajeros, 67 de ellos en clase preferente y otros 94 en turista premium, el aparato dispone de mayor espacio y un diseño especial para reducir el desfase horario o jet lag. Los pasajeros, que se ahorrarán entre 4 y 6 horas de viaje si lo hicieran con escala, probarán un menú especial para viajes largos y tendrán acceso a mil horas de películas y contenido televisivo, aunque también hay algunas críticas.

“SQ (Singapore Airlines) confirma que no hay pijama para la clase preferente en el vuelo maratoniano de casi 19 horas de noche entre Singapur y Nueva York, lo que me parece raro, ¡estoy seguro que un juego de pijamas para primera clase hubiera sido bienvenido!”, indicó en un tuit la web especializada Australian Business Traveller.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here