BUSCAN CUERPOS DE PERIODISTAS ASESINADOS EN COLOMBIA

0
123

QUITO ECUADOR,15 ABRIL 2018/ Los ecuatorianos despertaron con titulares en las portadas de los diarios relacionados con el duelo nacional y con la ausencia de los tres trabajadores de El Comercio, así como con las imágenes del periodista, el fotógrafo y el conductor con frases como “Nos quitaron 3” y “Siempre nos faltarán 3”.

Vecinos colocaron crespones en sus viviendas en memoria de los asesinados. Mientras, diversas instituciones lucen banderas izadas a media asta y los periodistas se reunían en la Plaza del Periodista, en el centro histórico de Quito, en otra vigilia con ofrendas florales.

Así, sumido en el duelo, Ecuador busca recuperar cuanto antes los cuerpos de los miembros del equipo de prensa ejecutados en cautiverio mientras persigue a los asesinos en una intensa cacería que lanzó –junto a Colombia– en la frontera.

Ecuador tiene esos primeros objetivos, en medio de una oleada de solidaridad nacional e internacional por el crimen del periodista Javier Ortega (36 años), el fotógrafo Paúl Rivas (45 años) y el conductor Efraín Segarra (60 años), secuestrados en la zona de Mataje, provincia de Esmeraldas.

Las Fuerzas Armadas ecuatorianas intensificaron las operaciones en la frontera norte e informaron de 9 detenciones, así como el decomiso de tres escopetas de fabricación artesanal y 72 cartuchos antiaéreos calibre 50, entre otros.

Las fuerzas militares de Colombia realizaron, a su vez, una operación en su frontera, como parte de las acciones coordinadas con ese país.

Moreno ofreció inicialmente una recompensa de 100.000 dólares por información que permita la captura de ‘Guacho’, a quien se le imputa el asesinato del equipo de prensa. El monto luego subió a 230.000 dólares.

La atención también se centraba en el discreto trabajo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para conseguir los restos de los asesinados. Todavía es incierto el lugar donde están los cadáveres, si están en manos de los captores o si fueron dejados en algún punto de la zona limítrofe donde los hombres al mando de alias ‘Guacho’.

Los periodistas fueron al parecer ejecutados a balazos mientras estaban encadenados, según fotografías que hicieron llegar los captores a un medio de prensa colombiano.

Nunca antes Ecuador había enfrentado un crimen de estas características, lo que prácticamente rompió en pedazos su idea de ser una nación en paz en medio de la violencia y el narcotráfico que golpearon por décadas a Colombia.

El caso desató una condena internacional y cuestionamientos a los dos gobiernos, que ofrecieron información a cuentagotas o contradictoria, por ejemplo, sobre el paradero de los rehenes.

En su editorial, El Comercio pidió a los gobiernos de Ecuador y Colombia “todas las explicaciones” de lo ocurrido desde que los tres ecuatorianos fueron secuestrados cuando realizaban un reportaje sobre violencia en la frontera.

En tanto, las autoridades colombianas aseguraron que no se llevó a cabo un operativo militar para rescatar al equipo periodístico de El Comercio y se comprometieron a judicializar a los responsables del hecho. “Una vez se recibe la información del secuestro por parte del Gobierno de Ecuador, la orden del Gobierno de Colombia es suspender las operaciones militares”, dijo el comandante Mauricio Zabala.

Solidaridad

– Los jefes de Estado y de gobierno participantes en la VIII Cumbre de las Américas expresaron su “fraterna solidaridad con el pueblo del Ecuador y el gobierno del presidente Lenín Moreno por los recientes hechos de violencia que han provocado la muerte de tres periodistas ecuatorianos, asesinados por sus captores”.

Investigarán situación en frontera

– Los periodistas de Ecuador y Colombia participantes en la reunión de medio año de la SIP en Medellín anunciaron la creación de un equipo para informar la realidad de la frontera común y pidieron “transparencia” a ambos gobiernos sobre el asesinato del equipo de El Comercio.

“Vamos a realizar un cubrimiento conjunto sobre la situación del orden público de la frontera común”, señala la declaración leída por Gabriela Vivanco, del diario ecuatoriano La Hora.

“Desde la SIP solicitamos transparencia, claridad y acceso total a la información que manejan los gobiernos de Ecuador y Colombia”, añade la declaración, que rechaza “todo hecho violento en contra de los periodistas de la región”. También pidieron “un acompañamiento de estos dos Gobiernos para formular estrategias que garanticen la seguridad de nuestro ejercicio”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here