¿Milagro? No, pero algo ocurrió entre México y EU esta Semana Santa

0
282

CIUDAD DE MÉXICO,ABRIL 2019/

Jonathan Ruiz Torre
Parteaguas/EL FINANCIERO/

Pasó mientras muchos pensaban en vacaciones. Al inicio de abril, decenas de empresarios de las compañías más grandes de México y Estados Unidos, coincidieron durante dos días en Yucatán. Un rato, en la preciosa Hacienda San Diego Cutz, cuyo casco data del Siglo XIX y que es común sede de bodas, el resto del tiempo en el Hyatt de la zona hotelera de Mérida.Resultado de imagen para Hacienda San Diego Cutz,

Entre los protagonistas principales del US Mexico CEO Dialogue estuvo Tom J. Donohue, líder de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos desde el siglo pasado, a quien le atribuyen públicamente el poder de influir en la composición del poder legislativo de su país. Por los mexicanos dio la cara Carlos Salazar, líder del CCE. Ahí estuvieron también el canciller Marcelo Ebrard y el secretario de Comercio Wilbur Ross. Todos recibidos por el gobernador yucateco Mauricio Vila Dosal.

Después del viaje, Donohue escribió una carta que comienza así:

“A pesar de todo lo que se habla de tensión entre los Estados Unidos y México, seguimos siendo amigos y vecinos con intereses mutuos, desafíos comunes y economías interdependientes”.

¿Lo sustantivo de la misiva? La advertencia de que las empresas de su país no quieren un cierre de la frontera. Pero aún más relevante fue la urgencia a que los legisladores de su país, de México y de Canadá aprueben el T MEC, la nueva versión del tratado comercial de Norteamérica, que aún no ha sido ratificado:

“Enfatizamos la necesidad urgente de poner en vigencia el Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá (T MEC), que preservará y fortalecerá nuestros estrechos lazos comerciales con nuestros dos vecinos de América del Norte.

“Debemos eliminar la incertidumbre que se cierne sobre nuestras empresas presionando a las legislaturas de los tres países para que aprueben rápidamente el nuevo acuerdo y lo pongan en vigor”.

Viniendo de quien representa a los que pagan las campañas de muchos políticos en el país vecino al norte, esta petición se acerca a más una instrucción:

“Para mover la aguja en el Congreso, la Cámara encabeza una coalición de 350 empresas y asociaciones de Estados Unidos que piden la aprobación del acuerdo por parte del Congreso”, escribió Donohue, como para dejarlo claro.

¿A qué empresas se refiere Donohue? Entre las “abajofirmantes” anoten a Cargill, Caterpillar, Chubb, Cisco, Citigroup, Dow, Dupont, John Deere, JP Morgan, Kansas City Southern, Mastercard, Microsoft, Mondelez, Motorola, New Balance, Toyota, UPS, Visa…

Llamémoslo coincidencia, pero el jueves, tres días después de que Donohue emitiera su carta, la US International Trade Commission, una agencia independiente de investigación basada en Washington DC, publicó un amplio estudio en torno al T MEC, que menciona mil 194 veces a México y que en resumidas cuentas sugiere ya firmar el acuerdo porque éste conviene a Estados Unidos.

Al respecto, el poderoso negociador del presidente Trump, Robert Lighthizer, dijo ese día: “No puede haber duda de que el TMEC es una gran victoria para la economía americana”. Solo falta que ya ratifiquen ese tratado. Hay más qué decir al respecto y aquí vamos a verlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here