RINDEN HOMENAJE A SONIA AMELIO,PRIMER BALLERINA Y LA MEJOR CROTALISTA.

0
73
HAB104. LA HABANA (CUBA), 20/08/09.- La Bailarina, concertista sinfónica, actriz y coreógrafa mexicana Sonia Amelio, especialista en los crótalos (castañuelas), actúa este 19 de agosto de 2009, en La Habana (Cuba), en donde participo en un homenaje a Vilma Espín, esposa fallecida del presidente Raúl Castro y fundadora de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC). Amelio afirmó hoy, 20 de agosto de 2009 durante una entrevista con Efe que si el concierto que anunció el músico colombiano Juanes para septiembre en La Habana es "real" y "auténtico" debe seguir "adelante". "No sé cómo venga (Juanes) o si no venga, creo simplemente que si viene como artista, si es real, auténtico, pues adelante". EFE/Stringer

Tijuana, B. C., a 27 de junio de 2020.- La Universidad de Tijuana CUT, en colaboración con la Fonoteca Nacional y el Museo Rufino Tamayo, presentaron un encuentro virtual entre personalidades del orden académico, político, diplomático y artístico, para rendir homenaje a Sonia Amelio, Prima Ballerina y la Mejor Crotalista del Mundo, en el marco del 25 aniversario de su Cruzada Mundial del Arte por la Paz.Sonia Amelio - www.jrzetina.com

Sonia Amelio, además de ser considerada una Embajadora del Arte también es digna de personificar los más altos valores universales, lo que la convierte en un ejemplo para los jóvenes mexicanos, así quedó de manifiesto en el Homenaje-Diálogo Virtual Sonia Amelio: 25 Aniversario de su Cruzada Mundial del Arte por la Paz, organizado por la Universidad de Tijuana CUT en conjunto con la Fonoteca Nacional y el Museo Rufino Tamayo.

 Sonia Amelio es conocida internacionalmente como la Mejor Crotalista del Mundo y Prima Ballerina. Realizó sus estudios de concertista de piano en el Conservatorio Nacional de Música, a la vez de la carrera de bailarina clásica. A la edad de seis años presentó su primer concierto como solista en el Palacio de Bellas Artes y seis meses después en el Teatro de la Ciudad como bailarina, obteniendo así su primer premio, que a la fecha suman más de 400 preseas nacionales e internacionales.

 En una breve pero sustanciosa reseña, el doctor José María Ramos, profesor-investigador del COLEF, resaltó que Sonia Amelio es la artista mexicana más reconocida mundialmente que se ha presentado en los escenarios de los principales teatros de ópera y ballet de los cinco continentes dando testimonio de su creación, al elevar los crótalos a nivel sinfónico y danzar al mismo tiempo sus propias coreografías con la música de los grandes maestros como Chaikovski, Rimsky-Korsakov, Chopin, Brahms, entre otros.

 “La señora Amelio en una mexicana universal y embajadora de la paz, particularmente en contextos tan violentos como los que estamos viviendo. Así pues, este evento se encuentra enmarcado en el 25 aniversario de su Cruzada Mundial del Arte por la Paz”, señaló el doctor Ramos.

Al tomar la palabra Sonia Amelio recordó varios momentos icónicos de sus presentaciones nacionales e internacionales, lo que no sólo le dio oportunidad de representar a México en los escenarios de otros países, sino que también le permitió conocer y compartir importantes ocasiones con destacados académicos, políticos, diplomáticos y artistas.

 Mientras narraba algunos de esos acontecimientos artísticos y otros personales, apoyó sus relatos con una serie de fotografías y la presentación de tres videos que dieron testimonio de la mezcla de sus diferentes técnicas como Prima Ballerina, concertista de piano, crotalista y directora de orquesta, logrando con ello un espectáculo único en su género.

                     Y así se llegó al final de este evento-homenaje a Sonia Amelio, entre risas y aplausos, con el compromiso entre todos los participantes de poderse reunir en una fecha próxima, una vez que las condiciones sanitarias en México, y a nivel mundial, lo permitan.

Sonia fue educada como pianista y bailarina desde los seis años. Fue entrenada en la danza, en estilos tanto clásicos y tradicional españoles como latinoamericanos de ballet. Amelio desarrolló arreglos de castañuelas para acompañar las obras de compositores como Chopin y Liszt, y fue artista invitado de orquestas en varios países, incluyendo las sinfónicas de la ciudad de Novosibirsk, de Rusia y de Reutlingen, Alemania. También desarrolló rutinas de baile para acompañar a las obras de los compositores de la era romántica, tales como Beethoven y Paganini.