¿HIDROXICLOROQUINA Y LA IVERMECTINA PREVIENEN EL COVID 19? Video

0
128

25  mayo 2020/

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que suspende temporalmente los ensayos con hidroxicloroquina en pacientes de Covid-19, a fin de evaluar los daños que podría causar en a quienes la han consumido.

Los Ensayos Solidaridad, que se realizan en 35 países miembros de esta Organización, sólo suspenderán el uso de este medicamento en particular, mientras que el resto de las pruebas continúan, informó que el director de la OMS, Tedros Adhanom.

“El grupo ejecutivo ha implementado una pausa temporal del brazo de hidroxicloroquina en el ensayo de Solidaridad, mientras que los datos de seguridad son analizados por la junta de monitoreo. Los otros brazos del ensayo continúan”, indicó.

La revista científica The Lancet, publicada el 22 de mayo, reveló que tanto la hidroxicloroquina como la cloroquina en pacientes que sufren Covid-19 han generado riesgos de arritmia cardiaca así como el aumento del riesgo de mortalidad en los pacientes ingresados en hospitales.

En  un comunicado, la farmacéutica Novartis informó sobre el donativo a México de hidroxicloroquina para tratar a 20 mil pacientes con Covid-19; el fármaco fue entregado al Instituto Nacional de Nutrición Salvador Zubirán (INNSZ).

Cochrane
Iberoamérica
  • Los resultados de los ensayos clínicos que han evaluado la eficacia de la hidroxicloroquina en el tratamiento de la COVID-19 han mostrado resultados poco concluyentes, que hay que interpretar con cautela por las limitaciones en su diseño.
  • De acuerdo con los resultados de un ensayo clínico abierto no aleatorizado, la hidroxicloroquina (en dosis de 600 mg al día) reduce la carga viral del coronavirus SARS-CoV-2 a la nasofaringe en pacientes con la COVID-19 a partir del tercer día de tratamiento, con un efecto más evidente en los pacientes que recibían el tratamiento en combinación con azitromicina (500 mg en el primer día y 250 mg en los cuatro días siguientes). Este estudio, sin embargo, tiene una muestra muy pequeña, y no ha descrito, de momento, la evolución clínica de los pacientes, ni los efectos adversos del tratamiento.
  • Metodologia

    Consulta (19 de marzo) en UpToDate, PubMed y registros de ensayos. Cribado de citas de estudios relevantes.

    Tratamiento de la COVID-19 con hidroxicloroquina

    Un equipo de investigación en enfermedades infecciosas francés ha avanzado los resultados de un ensayo clínico abierto no aleatorizado en el que se trataron 26 pacientes adultos con COVID-19 (seis de los cuales eran asintomáticos) con una combinación de hidroxicloroquina y azitromicina (número de registro en EU Clinical Trials Register: 2020-000890-25) [1].

    En el estudio se trató con 600 mg diarios de hidroxicloroquina (200 mg tres veces al día) durante 10 días a 20 casos franceses con confirmación por PCR de COVID-19 y se les tomó una muestra con un hisopo nasal para controlar la carga viral del virus. Los pacientes podían recibir tratamiento sintomático o con antibióticos para prevenir una sobre infección a criterio clínico. Los motivos definidos de exclusión fueron los de contraindicación al tratamiento (la publicación especifica retinopatía, deficiencia de G6PD y prolongación del QT) y las mujeres embarazadas o lactantes. Se calculó un tamaño de la muestra de 48 pacientes para poder detectar una reducción del 50% en los pacientes con carga viral después de siete días.

    De acuerdo con la evolución del paciente, se administró azitromicina (500 mg en el primer día, seguidos de 250 mg diarios en los cuatro días siguientes) en seis de los pacientes para evitar una sobreinfección bacteriana. Se estableció un grupo control con 16 pacientes que no habían recibido el tratamiento en otro centro o personas que habían rechazado participar en el estudio. El desenlace de interés fue la presencia del virus seis días después de entrar en el estudio, que tuvo un seguimiento de 14 días.

    Aunque se evaluaron todos los datos de los participantes, los investigadores perdieron a seis pacientes tratados con hidroxicloroquina en el seguimiento, de acuerdo con lo que describen, por la interrupción del tratamiento (tres ingresaron en la UCI, uno murió en el tercer día del estudio a pesar de ser negativo a PCR en el día dos, uno pidió el alta voluntaria en el tercer día del estudio habiendo dado resultados negativo a PCR en los días anteriores, y un último paciente quiso interrumpir el tratamiento a los tres días por náuseas).

    La mayoría de los participantes fueron hombres (41%), con una media de 45 años. El 16% fueron asintomáticos, dos terceras partes tenían infecciones altas del sistema respiratorio y en los pacientes con infecciones bajas se diagnosticó una neumonía. La única diferencia entre los pacientes tratados y los del grupo control fue la de la mayor edad en los que recibieron la hidroxicloroquina (51 frente a 37 años). La concentración sérica media de hidroxicloroquina en los 20 pacientes tratados fue de 0.46 ± 0.2 µg / ml.

    Los investigadores describen una reducción significativa de los pacientes con una PCR negativa entre aquellos tratados (y especialmente en los que recibieron la combinación con azitromicina) en comparación con los del grupo control a sufrir del tercer día de participación en el estudio:

Estudios in vitro con hidroxicloroquina

En un estudio in vitro usando un cultivo de SARS-CoV-2 en células Vero, la hidroxicloroquina ha mostrado una mayor potencia que la cloroquina para inhibir el coronavirus del SARS-CoV-2 [4]. En el estudio se diseñó un modelo farmacocinético PBPK para simular cinco dosis diferentes de concentración de hidroxicloroquina en fluido pulmonar para evaluar el régimen más eficaz en comparación a la cloroquina

IntraMed

LA IVERMECTINA, Cura parásitos en hombres y animales.

La ivermectina es un inhibidor del virus causante COVID-19 (SARS-CoV-2) in vitro.

Fuente: Antiviral Research https://doi.org/10.1016/j.antiviral.2020.104787 The FDA-approved Drug Ivermectin inhibits the replication of SARS-CoV-2 in vitro
Puntos destacados

  • La ivermectina es un inhibidor del virus causante COVID-19 (SARS-CoV-2) in vitro.
  • Un tratamiento único capaz de efectuar una reducción de ∼5000 veces en el virus a las 48 h en cultivo celular.
  • La ivermectina está aprobada por la FDA para infecciones parasitarias y, por lo tanto, tiene un potencial de reutilización.
  • La ivermectina está ampliamente disponible, debido a su inclusión en la lista modelo de medicamentos esenciales de la OMS.La Patente de la Ivermectina – Perulactea
  • La ivermectina es un derivado semisintético de una familia de lactonas macrocíclicas: las avermectinas, relacionadas a los antibióticos macrólidos sin actividad antibacteriana, pero fuertemente activa contra una amplia variedad de parásitos.

 

WIKIPEDIA

La cloroquina es un fármaco del grupo de las 4-Aminoquinolinas1​que se utiliza en el tratamiento o prevención de la malaria,2​así como en el de determinadas enfermedades autoinmunitarias,3​como la artritis reumatoide45​o el lupus eritematoso sistémico.4

Su historia se remonta a Perú, los indígenas extraían la corteza de los árboles Cinchona y usaban el extracto (Cinchona officinalis) para combatir los escalofríos y la fiebre en el siglo XVII. En 1633 se introdujo esta medicina herbal en Europa, donde se le dio el mismo uso y también se empezó a utilizar contra la malaria.6​ Pero fue el médico y homeópata alemán Samuel Hahnemann, quien realizó su conocido experimento con Quina, tomando de esta cuatro dracmas dos veces al día, lo que le produjo paroxismos semejantes de frío y fiebre.7​ Concluyó que no podía seguirse diciendo que la Quina cura los paroxismos de frío y fiebre, porque es una droga astringente o amarga. La verdadera deducción resalta enérgicamente: la Quina cura los paroxismos de escalofrío y fiebre porque los produce.7​ Es decir, que en una persona sana la Quina produce los mismos síntomas que curaba en el enfermo.

Hans Andersag y su equipo descubrieron en 1934 la cloroquina en los laboratorios Bayer de Elberfeld, dándole el nombre de Resochin. Considerada en un principio demasiado tóxica para uso humano, la molécula fue ignorada durante una década. Sin embargo, durante la Segunda Guerra Mundial, el gobierno de Estados Unidos patrocinó una serie de ensayos clínicos que demostraron más allá de toda duda el valor terapéutico del fármaco. En 1947 se autorizó su uso médico en el tratamiento profiláctico de la malaria.8

En la actualidad, la cloroquina figura en la Lista de Medicamentos Esenciales de la OMS. Suele encontrarse en forma de fosfato de cloroquina. El nombre comercial más conocido es Aralen.